Actualizado
jueves, 23 mayo 2019
13:48
h
URGENTE

San Julián celebra a su querido San Isidro

La pequeña pedanía de Marmolejo prepara las tradicionales fiestas con gran significado para los vecinos
Ver comentarios
|
11/05/2019
  • RELIGIOSIDAD. Vecinos de San Julián portan a San Isidro por las calles de la pedanía.
    RELIGIOSIDAD. Vecinos de San Julián portan a San Isidro por las calles de la pedanía.

En la pequeña pedanía de San Julián, situada en el término municipal de Marmolejo, se celebra cada mediados de mayo una de las tradiciones más antiguas y ligadas a la población que se recuerdan. Las fiestas en honor de San Isidro son sencillas, pero muestran el gran amor que los colonos tienen por esta imagen.

Este año, los festejos se han retrasado debido a las obras en la plaza mayor de San Julián. Tradicionalmente, se celebran el día 15 de mayo, pero en esta ocasión serán el 18. Así, a las once de la mañana tendrá lugar la misa en honor del santo y, posteriormente, a las doce, se realizará la procesión de San Isidro por las calles de la pedanía acompañado por la Banda de Cornetas y Tambores La Fusión. A su paso por las mismas, tendrá lugar la bendición de los campos, un acto de gran significado para los colonos de la aldea. Esta tradición tiene, tras de sí, una gran historia. La pedanía de San Julián surgió por la unión de los agricultores que tenían tierras en la zona. Una vez formada esta aldea, no cupo duda de quién sería la imagen representante de la fe de los colonos: San Isidro, el patrón de los agricultores. Al santo le construyeron una ermita en el cerro de Los Pimientos, donde guardaban su imagen hasta que, hace unos años, el mal estado de la misma obligó a trasladar a la talla hasta la iglesia que hay en la misma pedanía, donde permanece actualmente hasta la reforma pendiente de la ermita. Las fiestas tienen, así, un significado muy importante para los aldeanos, quienes acompañan a la imagen por todo su recorrido procesional. De hecho, son muchos los marmolejeños de la ciudad los que acuden hasta San Julián para disfrutar de estas celebraciones.

Cabe decir que estos festejos no son solo litúrgicos. Tras la procesión, los colonos preparan una invitación popular donde participan todos los vecinos y, a la noche, la fiesta continúa con la celebración de la verbena, que estará amenizada por una orquesta. Este, además, suele ser uno de los actos a los que más personas suelen acudir por el buen ambiente que se genera.

Esta es una de las tradición por la que la población y la Administración de Marmolejo más luchas por conservar debido al significado que tiene entre los vecinos. Con el tiempo, hay actividades que se han perdido, pero muchos aún insisten en vivir estos festejos con pasión para que las futuras generaciones también las disfruten.