Actualizado
martes, 18 septiembre 2018
20:27
h
URGENTE

Refrescantes citas veraniegas

Vecinos y visitantes ponen un punto y seguido a la celebración de La Purísima
Ver comentarios

El calor reinante, con temperaturas más propias de julio que de los últimos días de agosto, no fue óbice para que vecinos y veraneantes de La Cerradura cerraran por todo lo alto el primer tramo de sus celebraciones patronales en honor de La Purísima Concepción. Con más de 35 grados a la sombra la fiesta de la espuma refrescó los rigores térmicos de los participantes, principalmente menores. Durante un buen rato un cañón lanzó la sustancia sobre los presentes en el recinto de la plaza.

Después de que los asistentes repusieran fuerzas, por la tarde, hubo un certamen en el que los participantes midieron su rapidez y su habilidad. Bajo una buena sombra lo dieron todo en las exigentes pruebas de pericia planteadas por la organización. Después llegó una de las citas religiosas señaladas del fin de semana. El recinto de las antiguas escuelas albergó una eucaristía, oficiada por el párroco del lugar, Antonio Cobo. Ya de noche, la orquesta La Bravísima protagonizó una verbena en la plaza, que se prolongó hasta la medianoche. El colofón fue la quema de una colección de fuegos artificiales, ofrecida por una empresa de Porcuna. Para quienes todavía tenían ganas de diversión quedaba una propuesta, el baile de la patata.

La organización de las fiestas corre a cargo de una comisión. La integran la concejal de Festejos de Pegalajar, Carmen López, y los voluntarios colaboradores Susana Garrido, Hermenegildo Cañadas y Antonio Hermoso. Este último subraya los buenos resultados del actual sistema de fiestas, implantado hace solo unos años, con un cambio de fechas —antes eran todos los contenidos en el mes de septiembre—. “Se nota un crecimiento, con la incorporación de público nuevo de otros pueblos del entorno. Estamos muy contentos porque las noches han estado muy bien amenizadas”, indica. Añade que aunque las altas temperaturas obligaron a retrasar algunas de las actividades, el programa se ha cumplido a rajatabla hasta ahora, en general con elevada afluencia de público a todas las propuestas. Por otro lado, los establecimientos hosteleros se unieron con precios y promociones especiales por las fiestas. Desde la comisión también se valora el “detalle” de Diario JAÉN, que ofreció una camiseta especial, con la imagen de La Purísima.

Todavía queda el cierre de las celebraciones patronales de La Cerradura. Después de una pausa de casi dos semanas, el jueves 6 de septiembre, a las siete de la tarde se espera una ofrenda floral a la Virgen en su ermita. A la ocho se oficia una misa en el templo. La culminación será el sábado día 8. A las doce y media del mediodía habrá una eucaristía en honor de la Purísima Concepción. En torno a las siete de la tarde saldrá la procesión por el recorrido de costumbre, que visita tanto los campos próximos al cauce del río Guadalbullón como la viviendas esparcidas por este entorno. En esas fechas los vecinos y los veraneantes se vuelcan con los cultos a la imagen en lo que supone, para muchas familias, una despedida provisional de La Cerradura, ya que se trata de los prolegómenos del nuevo curso escolar.

Con la llegada del verano el núcleo rural, dependiente del municipio de Pegalajar, multiplica su población. Entre las ventajas que ofrece la pedanía sobresalen su clima más fresco y su proximidad a la capital y a la A-44.