Actualizado
lunes, 12 noviembre 2018
20:10
h
URGENTE

Quesada se vuelca con su romería de Tíscar

El paraje serrano es, este fin de semana, epicentro de los actos de la venerada imagen

El hermano mayor de la Cofradía de la Virgen de Tíscar, Antonio Navarrete, estima que este año acudirán a la romería entre 10.000 y 15.000 personas, ya que esta imagen mariana cuenta con una ingente cantidad de devotos, no solo de Quesada, sino de diferentes puntos de la provincia de Jaén y de otras vecinas. Por poner un ejemplo, destaca la devoción que la Virgen de Tíscar tiene en Villajoyosa (Alicante), cuya cofradía le ofrecerá una misa en el santuario, previa a la procesión de mañana domingo. También lo hará la de Pozo Alcón y, finalmente, será la Cofradía Matriz la que cierre los actos religiosos en el interior del templo con otra eucaristía. Tanto hoy como mañana, se podrá adquirir la medalla de la Virgen de Tíscar junto con el periódico, en la tienda de la Póstula, que se encuentra junto al santuario, una iniciativa de Diario JAÉN y Caja Rural de Jaén. “Esta es una iniciativa extraordinaria. Yo no pude estar en la presentación, pero estamos encantadísimos. El periódico hace una labor magnífica al recuperar y fomentar tradiciones y devociones de la provincia”. Las actividades comenzaron ayer tarde con la bendición de los niños nacidos en el último año y, posteriormente, se pasaron por debajo del manto de la Virgen para que los proteja a lo largo de sus vidas.

También se procedió a la bendición de un manto nuevo, de color rojo, bordado en oro, que un cofrade ha donado a la Virgen. Dicho manto, según avanza Antonio Navarrete, “muy posiblemente será el que saque este año la imagen en la procesión”. El hermano mayor añade que este año también se recupera la donación de ganado para la Virgen: “Esta es una antigua tradición que se había perdido y este ganado será subastado por la cofradía. Normalmente, la gente se suele volcar porque sabe que todo ese dinero es para ella”.

La programación continuará, a partir de las 20:30 horas, con la celebración de una misa y la posterior ofrenda floral. Tras ella, se rezará un rosario nocturno en el que la Virgen recorrerá en procesión el mismo itinerario de mañana domingo y que destaca por el recogimiento de los devotos y la belleza del entorno iluminado por el resplandor de las velas. Al finalizar los actos religiosos habrá una verbena en la plaza.

“Antiguamente se hacía un castillo con fuegos artificiales, pero al encontrarnos en pleno Parque Natural se suprimió con buen criterio, ante el riesgo de incendio”, apostilla Antonio Navarrete. El día grande de la romería en honor de Nuestra Señora de Tíscar Coronada será mañana domingo con la procesión por el paraje serrano en torno al templo. Los actos religiosos comenzarán a las 13:30 horas.

“El culto a la Virgen de Tíscar es muy antiguo. Se tiene constancia de que ya se celebraba en el siglo IX, en plena dominación árabe. La cofradía se fundó en el siglo XVI y parece ser que esta es la tercera talla que se ha hecho de la Virgen”, precisa Antonio Navarrete. También indica que, según la leyenda, la devoción parte de los inicios del cristianismo con los varones apostólicos y, muy posiblemente, se trate de la asimilación cristiana de un culto a una diosa ibera. La imagen fue coronada en 1954 y, como curiosidad, apunta Navarrete, desde sus orígenes, la cofradía estaba integrada por 24 cofrades, un número “clausus” que solo se renovaba, por puesto vacante, en caso de fallecimiento de un titular. Ese hecho le imprimió un carácter y seriedad peculiares a la hermandad. En el curso 1964-65 la cofradía se abrió y hoy son 800 los cofrades que la sustentan. “Desde siempre, la Virgen de Tíscar ha tenido una devoción íntima y un carácter serrano. Mucha gente acude descalza, incluso de lugares lejanos y eso está datado en el siglo XVII”.