Actualizado
sábado, 15 junio 2019
01:21
h
URGENTE

Plazo de tres meses a Iberdrola para ejecutar las obras del Zumeta

La Confederación del Segura dice que abrió un expediente
Ver comentarios
|
23/03/2019
  • denuncia. Imagen de la presa de La Vieja difundida por la asociación conservacionista.
    denuncia. Imagen de la presa de La Vieja difundida por la asociación conservacionista.

Son décadas las que lleva el Zumeta, a la salida de la presa de La Vieja, sin caudal. El agua no corre, el cauce está totalmente seco. Lo denuncia, desde hace meses, insistentemente, la Asociación para la Conservación Piscícola y de los Ecosistemas Acuáticos del Sur. Iberdrola, la concesionaria, tiene la obligación, por ley, de soltar el caudal ecológico que permita que la vida y las especies se mantengan, y las administraciones, tanto la Confederación Hidrográfica del Segura como los gobiernos autónomos de Andalucía y Castilla-La Mancha, de controlar que así sea. Una situación anómala que, todo apunta, podría estar resuelta en cuestión de meses con unas obras que, según la hidroeléctrica, tenía proyectadas y presupuestadas desde 2017, a la espera de las autorizaciones pertinentes.

Ahora parece que los plazos se están acortando o, así lo expresan las diferentes administraciones interpeladas por Diario JAÉN. Fuentes de la Confederación Hidrográfica del Segura aseguran que existe un plazo de tres meses para que Iberdrola ejecute las obras y devuelva el caudal ecológico al Zumeta, un río de alto valor ecológico en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas. Y este tiempo empezó a contar a mediados de enero, exactamente, como informan desde el organismo de cuenca, el día 16. Sería un punto de partida marcado por la concesión definitiva de los permisos, como destacan. Así, cuando llegue el próximo mes de abril expirará este plazo, si no hay cambios. Asimismo, desde la Confederación también confirman la existencia de un expediente abierto a la hidroeléctrica que, tras la presentación del proyecto y la concesión de los permisos, quedaría en suspenso, al menos, hasta que expire el plazo de las obras.

Pero no han empezado todavía. De hecho, queda un trámite administrativo pendiente: la licencia de obras. Así lo confirmó el Ayuntamiento de Santiago-Pontones, en cuyo término municipal está el río Zumeta y la zona afectada. Iberdrola solicitó la licencia municipal a principios de este mes de marzo y esta, como explicó el propio alcalde, Pascual González, a este periódico, será resuelta en la próxima reunión de la comisión de obras —se suele reunir de forma periódi-ca—, que está prevista para los próximos días. Así, este trámite se unirá al “sí” de la Confederación al proyecto y el informe medioambiental favorable de la Junta —por realizarse dentro del parque natural— para que ya se pueda empezar a ejecutar.

Así, sin información del tiempo previsto para realizar las obras —Iberdrola solo anunció que tenía un proyecto y la inversión necesaria, un presupuesto de 160.000 euros—, es difícil saber si se cumplirá este plazo de tres meses que la Confederación Hidrográfica del Segura maneja. De no ser así, no se descartan las sanciones y la reapertura del expediente.

Un proyecto de 2017 sin permisos hasta 2019

El origen del problema de la desecación del río Zumeta está, como explicó el alcalde de Santiago-Pontones, Pascual González, a este periódico, en que esta presa, de un hectómetro cúbico de capacidad —El Tranco tiene 498 y El Dañador, uno de los más pequeños de la provincia, 4,3— se colmata y el desagüe es más dificultoso. “La ley puso de plazo el 31 de diciembre de 2017 para que aquellas presas en las que no se pudiera realizar un desagüe normal, se presentara al organismo de cuenca, en este caso, la Confederación Hidrográfica del Segura, una solución técnica para que se mantuviese el caudal ecológico”, recuerda el alcalde. “Tengo constancia de que Iberdrola lo hizo en 2017”, apunta. “Y también es verdad que hasta principios de este año no se ha autorizado desde la Confederación”, añade. De hecho, este sería el punto de partida del plazo de tres meses.

detalles

300 metros. Las obras de Iberdrola deben solucionar un problema que, como explica Pascual González, afecta a unos 300 metros del cauce del río Zumeta, justo por debajo de la presa de La Vieja, en la que no hay continuidad del caudal. En años lluviosos, con mucha nieve, como apunta, es menos palpable que en otros como este tan seco.

canalización. Este proyecto, comenta Pascual González, a muy grandes rasgos, consiste en la instalación de una canalización que tomará el agua desde la zona de La Vieja que no está colmatada y desaguar para mantener el caudal ecológico.

por ley. La legislación, como defiende la Asociación para la Conservación Piscícola y de los Ecosistemas Acuáticos del Sur, dice que la Confederación tiene el derecho a exigir a la concesionaria que ponga los dispositivos de medición para controlar el retorno el caudal ecológico al río. La obligación de soltar el caudal ecológico viene impuesto por la ley. En invierno, debería ser 315 litros por segundo.