Actualizado
jueves, 21 marzo 2019
20:18
h
URGENTE

“Necesitamos más financiación”

Miguel Moreno destaca la labor y la implicación personal de sus habitantes
Ver comentarios
|
03/01/2019

En estos cuarenta años de democracia se ha vivido un profundo cambio cualitativo y cuantitativo en los municipios de La Campiña, como en Porcuna. Así lo destacó su alcalde, Miguel Morenos, en el encuentro especial con alcaldes de la zona organizado por Diario JAÉN, enmarcado en las actividades del aniversario de las cuatro décadas democráticas en la provincia. “Antes estábamos sin agua potable, sin saneamiento ni instalaciones deportivas o residencia para ancianos; pero ahora se ha conseguido, ha costado mucho trabajo, no ha venido del cielo y la gente se ha dejado la piel en ello”. Por ello, Moreno hizo un balance positivo de la evolución en el municipio durante estos años.

Sin embargo, hay un importante reto al que hacer frente en la actualidad, y es la despoblación. El alcalde de Porcuna declaró que es el “mayor desafío” que tienen los alcaldes, que ven cómo los pueblos decrecen demográficamente y es necesaria hacer una reflexión. “Hay que hacer un análisis cuidadoso y personalizado, para buscar los potenciales que se presentan en cada municipio, con las fortalezas que ofrece cada uno para encontrar soluciones particulares”. Al respecto, destacó la importancia de recuperar el patrimonio en lugares como Porcuna, donde claramente lo convierte en un atractivo turístico. Para ello, hace falta más financiación, y resulta que se sienten “el patito feo”. “El reparto no es equitativo, se deberían ampliar las competencias y la financiación, variarlo según el municipio, que se dé la opción de tenerlo ‘a la carta’ y que el dinero no sea el fin, sino el medio para conseguir las mejoras”, subrayó.

El alcalde de Porcuna dijo que aquellos que mejor conocen las necesidades de sus vecinos son ellos mismos. “Tenemos un diagnóstico certero de lo que a la gente le hace falta, nos lo dicen ellos mismos porque trabajamos con la gente, les escuchamos”, aclaró. Definió los servicios comarcales como un “aspirina para el dolor”, donde lo que realmente conviene es “fusionar y asociar, pues no solo es ser más grandes, sino recuperar descrecimiento”.

De todas formas, se mostró agradecido por la labor de la Diputación Provincial a lo largo de estos años, que ha supuesto una gran diferencia en los bolsillos de los distintos municipios y, también, en Porcuna. “Los que somos alcaldes hemos sufrido menos económicamente gracias a la Diputación, que ha sabido ayudarnos”, dijo, y añadió: “Cuando llegaron los malos años de la crisis, se realizaron presupuestos para arreglar la situación rápidamente”.

En estos cuarenta años de la democracia la evolución de la mujer en el ámbito rural también se ha notado y así lo destacó el alcalde de Porcuna. “Tenemos sectores laborales en los que el 90 por ciento del personal es mujer, como guías turísticos o escuelas infantiles, su incorporación laboral ha sido esencial para el crecimiento del municipio, por ello resulta esencial promover proyectos para dar accesibilidad con financiación, pues se podría hacer más”. Asimismo habló de las asociación de mujeres, con un papel “importantísimo” en asociacionismo, donde “siempre están preparadas para todo”. “Tal es la voluntad y las ganas de hacer, que demuestra que siempre han respondido estos 40 años a cualquier iniciativa que haya en el pueblo, y eso es innegable, hay que reconocérselo”.