Actualizado
miércoles, 26 julio 2017
19:15
h
URGENTE

Muere en un coto de Jimena un lince atrapado en un lazo

El ejemplar, una hembra nacida en el Centro de Cría de Silves (Portugal), ha sido localizado gracias al collar de radioseguimiento
|
12/01/2017
  • 21 DE JULIO. Foto de un lince tomada por Joaquín Arias en su olivar
    21 DE JULIO. Foto de un lince tomada por Joaquín Arias en su olivar

Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía adscritos al programa LIFE+Iberlince han localizado muerto un lince ibérico en un coto de caza ubicado en el término municipal de Jimena (Jaén), gracias al seguimiento continuo de las señales del collar radioemisor que portaba cuando quedó atrapado en el lazo que le provocó la muerte.

Con ésta ya son dos las muertes de linces que han trascendido en territorio andaluz durante los primeros días de 2017, ya que, según la información recabada por Europa Press de LIFE+Iberlince, el cadáver de un ejemplar de lince ibérico ha aparecido en la carretera A-421, dentro del término municipal de Adamuz (Córdoba), siendo el primer caso de muerte por atropello en las vías andaluzas en lo que va de año 2017: una docena de animales perdieron la vida por esta causa el pasado 2016.

En el caso de Jimena, este ejemplar, una hembra de dos años nacida en el Centro de Cría de Silves (Portugal) y de nombre Melisandre, había sido liberada en el área de reintroducción de Guarrizas (Jaén) en febrero de 2016, según ha indicado la Junta en una nota.

Tras el hallazgo, los técnicos del proyecto avisaron a los Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, quienes tras levantar el cadáver están peinando la zona en busca de otras artes ilegales. El cuerpo del animal se ha enviado al Centro de Análisis y Diagnóstico de Andalucía (CAD), con sede en Málaga, donde se le realizará la necropsia y los análisis necesarios para intentar determinar la causa de muerte.

Cabe destacar que en la zona en la que se había establecido Melisandre, entre los términos municipales de Jimena, Bedmar y Albánchez, ya habían aparecido muertos por veneno dos quebrantahuesos, por lo que se mantuvo una reunión con los presidentes de los cotos de caza del lugar para informales de la presencia de ejemplares de lince ibérico y para solicitar su colaboración.