Actualizado
domingo, 20 enero 2019
16:59
h
URGENTE

Mínimas de 17 grados bajo cero en Santiago-Pontones

La ola de frío polar se cierne hoy sobre toda la provincia de Jaén

Alos vecinos de Santiago-Pontones ninguna ola de frío polar los pilla desprevenidos. Ni siquiera los avisos amarillos como el que afecta a la provincia de Jaén. Todos los años el invierno allí se muestra con lo mejor de su crudeza, grado arriba, grado abajo. Y este no iba a ser menos. La pasada noche, no obstante, ha sido la más fría en lo que va de año. Aunque en este término municipal las bajas temperaturas son muy diferentes según la zona. Y no tiene nada que ver la altitud, pues en una zona alta puede haber 7 grados bajo cero y en una baja, la vega por ejemplo, menos 17 grados. Se produce lo que los expertos denominan cambio térmico. Un fenómeno que está siendo estudiado, por lo inusual, por profesores de la Universidad de Murcia, como recuerda Ángel Muñoz, fotógrafo de Santiago de la Espada, que acababa de comprobar la gélida temperatura que ayer tarde se daba en las Juntas de Miller, donde se funden los cauces de los ríos Zumeta y Segura para ser solo uno, el Segura. “El termómetro marcaba esta tarde 14 grados bajo cero y el hielo que se había formado era espectacular”. Y añade: “El cambio térmico se da en los días de calma invernal, como hoy, que el cielo está despejado”.

Pascual González, alcalde de Santiago-Pontones, considera que la ola de frío allí no es alarmante. “Los vecinos estamos acostumbrados a tener en invierno temperaturas de 10 o 12 grados bajo cero. Es lo habitual. Lo que sí hay que tener cuidado es con la carretera, ya que se forman placas de hielo en las zonas húmedas. También el frío puede afectar a los contadores del agua y a algunas tuberías que se queden heladas, pero poco más”. El alcalde comenta que la mayoría de las viviendas tienen calefacción de gasoil: “Es la más utilizada. También hay de electricidad, pero como está tan cara, la gente la usa poco. Otros calientan sus casas con la chimenea y queman orujillo o leña de la poda”.

La ola de frío, que alcanza hoy su punto máximo, afecta, además de a la de Jaén, a otras 31 provincias de la Península y Baleares, que ya tenían ayer el aviso de riesgo (amarillo) o riesgo importante (naranja) por temperaturas mínimas, que podrán alcanzar hasta -10 grados centígrados, según informó la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las bajas temperaturas afectan también hoy a las provincias de Jaén, Guadalajara, Orense, Asturias, Cantabria, La Rioja, Navarra, Huesca, Zaragoza, Teruel, León, Burgos, Palencia, Ávila, Zamora, Segovia, Soria, Madrid, Toledo, Guadalajara, Cuenca, Ciudad Real, Albacete, Murcia, Alicante, Valencia, Gerona, Lérida, Barcelona, Almería y Granada. La situación, según la Aemet, se debe a la entrada, el pasado miércoles, por la tarde de una masa de aire frío, de origen polar, que provoca un descenso significativo de las temperaturas, tanto las máximas como las mínimas y que acarrea heladas intensas en zonas del interior peninsular y viento fuerte en los Pirineos, el Ampurdán catalán y este de Baleares.