Actualizado
jueves, 23 mayo 2019
03:27
h
URGENTE

Hermoso y emotivo pregón como prólogo de la Pasión

La economista María José Beltrán abre una Semana Santa llena de fervor
Ver comentarios
|
12/04/2019
  • EMOCIONANTE. María José Beltrán Lillo, durante su pregón en el Auditorio Municipal de Mengíbar.
    EMOCIONANTE. María José Beltrán Lillo, durante su pregón en el Auditorio Municipal de Mengíbar.

El hermoso pregón pronunciado por la economista María José Beltrán Lillo se convirtió en el mejor de los prólogos para la Semana Santa de Mengíbar, que arranca este domingo, con las celebraciones litúrgicas y la procesión de la Borriquilla.

El acto del tradicional discurso se celebró en el Auditorio Municipal, en cuyo escenario la pregonera estuvo arropada por estandartes de diversas cofradías; imágenes pequeñas de Jesús Nazareno, la Virgen de los Dolores y la Virgen de la Cabeza, y la Cruz de Pasión de la Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús. Asimismo, acompañaron con la maravillosa interpretación de varias sevillanas cofrades José Antonio Cabrera al cante, y Encarni Pérez y Matías Camacho a la guitarra.

“En familia, y desde que nací, he vivido las cofradías de Mengíbar. Qué mejor herencia me dejan mis padres que mi fe cristiana vivida en familia”, dijo Beltrán Lillo, hermana de las cofradías de la Virgen de la Cabeza, Virgen del Carmen y Perpetuo Socorro, con gran apego a la de Nuestro Padre Jesús. La pregonera ofreció una alocución de hondo calado y mensaje profundo. “Actualmente nos encontramos en Cuaresma, tiempo de oración y preparación de la Semana Santa: la gran semana de Pasión, Muerte y Resurrección. Una semana donde los católicos celebramos un gesto, el de Jesucristo, que murió por nosotros. Una semana que nos debe servir para hacer estación de penitencia, conviviéndola con nuestros hermanos y para reflexionar y orar intentando ser mejores”, expresó. El discurso estuvo estructurado por los actos litúrgicos y los desfiles procesionales de cada día, ordenados cronológicamente desde la Cuaresma y después, desde el Domingo de Ramos al de Resurrección.

Hubo momentos muy emotivos, como cuando se refirió a sus padres, de gran tradición cofrade. Además, destacó pasajes emocionantes al hablar del Jueves Santo y del Domingo de Resurrección, ya que son dos días que se viven de manera intensa en su familia.

El acto contó con la presencia del alcalde, Juan Bravo Sosa, y la concejal delegada de Cultura, Adela Pérez Alonso, que le entregaron una miniatura de la Torre que preside el municipio a Beltrán Lillo. También estuvo en la cita el capellán de las cofradías y párroco de San Pedro Apóstol, Antonio Lara Polaina, así como representantes de las hermandades de Pasión y Gloria del municipio, familiares y amigos de la pregonera.