Más de 1.400 metros para la capacidad y la inclusión

La presidenta inaugura la residencia Alhucema de Torredelcampo
  • Cargando reproductor ...

María del Mar y Omar fueron dos de los usuarios de la residencia y centro ocupacional Alhucema de Torredelcampo que tomaron la palabra, como portavoces de sus compañeros, en su inauguración oficial —funciona desde octubre— para la que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, viajó hasta la provincia. “Todos somos iguales, ciudadanos de pleno derecho, pero nosotros tenemos más dificultades en los distintos ámbitos. Es cierto que a veces nos cuesta más trabajo aprender algunas cosas pero con esfuerzo y un apoyo adecuado al final lo conseguimos”, arrancó María del Mar. Y Omar, más tarde, añadió: “Nosotros queremos la oportunidad de demostrar que estamos capacitados”. Ellos y sus compañeros, —son treinta plazas—, su bienestar y desarrollo son el motor por el que se mueve esta nueva entidad, en la que se han invertido 1,3 millones de euros, que gestiona Entrepinares del Mercadillo. “Esta es una muestra de que la política cambia la vida de las personas”, reflexionó Susana Díaz.

Tras recorrer sus talleres e instalaciones y descubrir la placa conmemorativa, la directora de Alhucema, Isabel García Lombardo, abrió el acto: “Desde la humildad y el desasosiego que implican afrontar retos importantes, en Entrepinares apostamos por compartir la puesta en marcha de este proyecto y el mantenimiento de un compromiso firme. Alhucemas ha despertado para posibilitar un sueño, ser gestora de historias de interés humano y ser garante de que esas historias se reescriban en el día a día a través de un servicio de calidad asistencial basado en vínculos afectivos y profesionales sólidos. No solo somos un medio de atención a las necesidades básicas, somos un canal para estimular distintas fórmulas de la dimensión humana basado en valores sociales”.

doce usuarios. La residencia y el centro ocupacional Alhucema, de titularidad municipal, cuenta con una treintena de plazas concertadas mediante convenio con la Junta, con una cuantía anual de 304.000 euros. En la actualidad, son doce sus usuarios. Gestionada por la entidad Entrepinares del Mercadillo, dispone de más de 1.400 metros cuadrados distribuidos entre un sótano y tres plantas en las que se ubican la cocina, espacios de almacenamiento, el taller ocupacional, el gimnasio, un comedor y salas de tratamiento rehabilitador, de tratamiento individual para las personas residentes y de atención a familiares, además de dos patios uno de ellos con huerto. La construcción del edificio supuso una inversión de 1,3 millones de euros financiados a través del Plan E. El equipo de profesionales está integrado por tres auxiliares de enfermería, una persona responsable de la Terapia Ocupacional y otra de la dirección.

institucional. La alcaldesa de Torredelcampo, Francisca Medina, durante la inauguración, resaltó que en esta residencia se trabajará por “personas con otras capacidades” que enseñan mucho en el día a día” al resto de vecinos de Torredelcampo, un municipio que es “ejemplo de inclusión”. Precisamente para ella fueron las primeras palabras de la presidenta de la Junta: “Sabía que tenía que abrir estas instalaciones y no se resignó nunca, incluso en los momentos más difíciles”. Además, valoró el trabajo y esfuerzo del equipo que gestiona la residencia y sus profesionales: “Sin vocación de servicio público y de ayudar a los demás y de prestar su capacidad, esfuerzo y compromiso para que tengan igualdad de oportunidades no sería posible”. Asimismo, resaltó la satisfacción personal y política que supone inaugurar una infraestructura de estas características, sensaciones compartidas con el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, también presente en la inauguración: “Los sinsabores, el sufrimiento, el echar números para llegar al último rincón que en ocasiones conlleva la actividad política merecen la pena por momentos como este”. Recompensa a la que se sumaron los besos, achuchones y regalos, como la rosa que le brindó su “admirador” Francis, que se llevó la presidenta de vuelta a San Telmo.

Pero antes, no dejó pasar la oportunidad de recordar el “esfuerzo” en Andalucía por los Servicios Sociales y volver a reclamar más implicación al Gobierno central. “Sé que el primer reto que tenemos en Andalucía es el empleo y, sobre todo, para nuestros jóvenes. Pero también que, al mismo tiempo que se generan oportunidades, riqueza y empleo, hay que garantizar que nadie se nos quede en el camino y quien tiene otras capacidades u otras necesidades requiere un trato diferente para sentirse igual tiene que tener la sensibilidad de su Gobierno”, aseguró la presidenta.

Se trata, dijo, de dar “tranquilidad” a las familias para que, a través de los servicios públicos, con la administración y todos los que de manera público privada colaboran, se atienda a sus seres queridos: “Sabrán que, en cualquier momento de su vida, tendrán la atención y ese trato diferente que garantice la igualdad de oportunidades”. Esta “tranquilidad y seguridad”, para la presidenta, tiene un nombre: Ley de Dependencia. “En la actualidad, 200.000 personas tienen reconocida prestación en Andalucía, donde se dan 250.000 prestaciones de una índole o de otra y creamos además, mucho empleo, en torno a 45.000 puestos, casi todas mujeres. De ellas, más de 5.000 en Jaén”, detalló Díaz. “Y no tenemos bastante. Queremos llegar a todos y cada uno de los andaluces que así lo necesiten. Por eso hago el llamamiento para que Andalucía no siga sacándola a pulmón. En los últimos cinco años hemos dejado de recibir 650 millones de euros. Si llegan a nuestra tierra no quedaría ni una sola persona en lista de espera”, defendió, en referencia a a la reivindicación de que el Gobierno central cumpla con el 50 por ciento de financiación de la dependencia que fija la ley. A través de la Ley de Atención a la Dependencia, en Jaén, se atienden a 24.222 personas, tal y como resalta la Junta de Andalucía.

Besos en la tercera visita a los torrecampeños

Febrero de 2015, junio de 2016 y febrero de 2018. Es Torredelcampo uno de los municipios de la provincia que más ha “disfrutado” de la presidenta de la Junta de Andalucía. Susana Díaz volvió a la cuna de inolvidable Juanito Valderrama para volver a recibir el calor de los torrecampeños, cuando en su Plaza del Pueblo los termómetros no pasaban de seis grados. A las doce del mediodía llegó para una rápida visita al Ayuntamiento que no logró serlo entre besos y abrazos de los simpatizantes y vecinos que se congregaron. Arropada por la alcaldesa, Francisca Medina; el presidente de la Diputación, Francisco Reyes; la consejera de Servicios Sociales María José Sánchez Rubio; la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Ana Cobo; la vicepresidenta del Congreso, Micaela Navarro, y el senador Pío Zelaya, entre otros, cruzó la plaza principal de Torredelcampo dejándose querer por todo aquel que se le acercó entre cámaras y flashes. También tuvo la oportunidad allí, antes de desplazarse a la Residencia Alhucemas para inaugurarla, de saludar a dos de los exalcaldes de Torredelcampo, Antonio Galán Sabalete y Blas Sabalete. También lo hizo con la exdelegada de Empleo Irene Sabalete.