Actualizado
sábado, 23 septiembre 2017
11:01
h
URGENTE

Un concierto para el recuerdo

Los Ejes suben al escenario por una causa solidaria en el veinticinco aniversario de su disco “Malahierba”

El grupo Los Ejes eligió la Sala de fiestas Adara para ofrecer el concierto conmemorativo del veinticinco aniversario de la grabación de su disco “Malahierba”. Fue una iniciativa a beneficio de la Asociación de Padres de Niños con Cáncer ALES y “El Jardín de los Sueños”. Centenares de vecinos, amigos y familiares vibraron con la música del cuarteto de amigos, que se reencontró con los escenarios después de un cuarto de siglo, por una buena causa.

Ni siquiera los propios componentes del conjunto podían creer el éxito de la convocatoria, que rebasó el aforo de la sala de fiestas en una de las noches más tórridas del verano. Ante un público completamente entregado, Los Ejes interpretó algunas de las canciones que formaron parte de su único disco, “Malahierba”, grabado hace veinticinco años y que representó el espíritu de la “movida marteña” de finales de los 80 y principios de los 90. Los mismos músicos, amigos de toda la vida, reconocieron el éxito de asistencia a un concierto que en pocas semanas ya había agotado las quinientas invitaciones que pusieron a disposición de sus seguidores incondicionales.

Cerca de la medianoche y precedidos por una gran ovación subieron al escenario los ingegrantes del cuarteto: Carlos Pérez, “el Cañones”, al bajo; Fran Liébana, “el Máquinas”, a la batería, y los hermanos Carlos y Rafa Ortega, “los Dalton”, con las guitarras, mientras que el primero de los dos era, a la vez, vocalista.

Uno por uno se sucedieron los temas, que pese al paso del tiempo, no han perdido frescura y se han conservado en la memoria colectiva de los marteños. Composiciones como “El último tango”, “El jugador”, “Histeria”, “Animal herido”, “Castillos de alcohol”, “Rock en Arabia” o el emblemático “Sangre y fuego” sonaron sobre el escenario ante un público que vibró con el ritmo.

El concierto vivió dos momentos entrañables, con la subida al escenario de la hija de Rafa Ortega, que puso voz a una de las canciones, y la participación del popular José Ramón Moreno (Pepe Moreno) invitado a participar en una de las coreografías “en agradecimiento por la ayuda prestada al grupo en sus inicios”, como explicó Carlos Ortega.

Durante la hora y media que duró la actuación los asistentes realizaron sus donativos a la asociación de padres de niños con cáncer ALES, que dispusieron de una mesa en el acceso al local. Los representantes de la asociación benéfica mostraron su satisfacción por la generosidad de los marteños en una causa —subrayaron— que directa o indirectamente afecta a todo el mundo.

Por aclamación popular, Los Ejes cerraron la velada con la interpretación de su icónica pieza “Azucena”, que puso el broche de oro al concierto conmemorativo en una noche para la solidaridad y para evocar el ocio característico de décadas pasadas en el municipio de la Peña.