Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
22:47
h
URGENTE

“TucciVivero”, una iniciativa en pro del medio ambiente

El alumnado pone en marcha un mercadillo solidario titulado “Un libro, una flor”
|
11/06/2018
  • PROYECTO. Los escolares trabajan en el vívero durante el tiempo de recreo del centro educativo.
    PROYECTO. Los escolares trabajan en el vívero durante el tiempo de recreo del centro educativo.

El alumnado del centro educativo “Tucci” trabajó, durante todo el curso escolar, aunque con una mayor incidencia durante la semana pasada, en una importante actividad centrada en el medio ambiente. Según explicó el profesor del colegio Rubén Cuesta, un grupo de estudiantes crearon “TucciVivero”, un huerto en el que realizaron diversas plantaciones a lo largo del año. Además, y aprovechando la celebración de la semana del medio ambiente, pusieron en marcha un mercadillo solidario, titulado “Un libro, una flor”, con el principal objetivo de vender libros y plantas cultivadas por ellos mismos.

El alcalde de Martos, Víctor Torres, junto con varios miembros del equipo de Gobierno, acudieron hasta las instalaciones del centro marteño para conocer la iniciativa y el trabajo del alumnado. Durante la visita, Torres destacó que la actividad fue una manera muy didáctica de conmemorar el Día del Medio Ambiente e hizo hincapié en la colaboración e implicación “tan importante” del conjunto de estudiantes. “Ellos suelen aprovechar el tiempo del recreo para colaborar en el huerto o cuidar de las plantas del vivero. Es una manera de llevar el conocimiento y la teoría a la práctica”, manifestó el primer edil. Por su parte, el profesor del centro reconoció que esta actividad se ha convertido en una experiencia “muy gratificante” para todos los menores. Asimismo, señaló que este año participaron en el programa “Aldea”, promovido por la Junta de Andalucía, el cual trata de fomentar e integrar en el currículo la educación ambiental. “Todos sabemos de la necesidad que hay de cuidar el medio ambiente y, por ello, hemos decidido meternos en este programa con dos proyectos”, matizó Rubén Cuesta. En concreto, el profesor hizo referencia al eco-huerto y al vivero, los cuales están permitiendo motivar y desarrollar unas habilidades en el alumnado de forma “muy atractiva”. “Un aprendizaje que con la enseñanza tradicional no habría sido tan efectiva”, subrayó.

La iniciativa, según analizó el centro educativo, contempla una educación integral que permite integrar la educación ambiental y situarla como centro de interés en el estudio del resto de asignaturas. De esta forma, uno de los trabajos realizado por el alumnado de este colegio han sido presentaciones de los distintos espacios naturales de la provincia y un programa de concienciación de actitudes proambientales, entre otros.