Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
10:25
h
URGENTE

El punto de acopio costará 155.000 euros

Las nuevas instalaciones se situarán junto al punto limpio de la ciudad, en la calle Carolina del polígono industrial
|
11/04/2018
  • RESIDUOS. Miguel Pérez, Emilio Torres, Víctor Torres y Bartolomé Cruz visitan los terrenos del nuevo espacio.
    RESIDUOS. Miguel Pérez, Emilio Torres, Víctor Torres y Bartolomé Cruz visitan los terrenos del nuevo espacio.

El alcalde de Martos, Víctor Torres, junto con el diputado de Servicios Municipales, Bartolomé Cruz, visitaron las obras del punto de acopio de residuos de la construcción y demolición que la Diputación Provincial construye en el municipio. Una intervención que supone una inversión de 155.000 euros y que satisface una reivindicación “histórica” de todo el sector de la construcción, además de ser una apuesta “importante” de la Administración provincial a favor del medio ambiente y la sostenibilidad, explicó el alcalde. Así, el Ayuntamiento cedió una parcela de mil metros cuadrados a la Diputación, colindante con el punto limpio de la ciudad, para que realice dichos trabajos, la cual está situada en la calle Carolina del polígono industrial Cañada de la Fuente. Este nuevo punto de acopio se incluye dentro del Plan Provincial de Residuos Inertes, en el que colabora el Ayuntamiento de forma activa, aunque también es cierto que el equipo de Gobierno municipal del mandato anterior no quiso adherirse en su momento al proyecto. “Por ello, ahora se han tenido que deshacer los pasos que ya se habían dado para poder sumarse a esta iniciativa que va a suponer la puesta en marcha de esta infraestructura”, destacó Torres. La actuación llevará aparejada la generación de varios puestos de trabajo y riqueza para las diversas empresas marteñas.
“La sociedad Tuccsa será la encargada de la ejecución de esta obra que ha sido licitada por la Administración provincial y que permitirá poner en marcha todo lo necesario para la gestión de residuos. Una tarea que se realizará en cumplimiento con la Ley”, señaló Torres. Además, según cuenta, la intención del equipo de Gobierno actual es que la gestión se realice después a través de Resurja, con la colaboración del área de Servicios Municipales. Por su parte, Bartolomé Cruz resalta que el proyecto se enmarca en el Plan Director de Residuos Inertes de la provincia de Jaén, cuyos objetivos son fundamentalmente dos: dar respuesta a los vertidos incontrolados y apostar por el medio ambiente, según marca la legislación vigente, donde las administraciones locales son los principales responsables de las obras menores y domiciliarias.
De esta forma, los residuos que antes se tiraban en vertederos incontrolados adquieren una nueva vida a través de una economía circular donde se generan nuevos productos para la construcción. “Con este tipo de espacios damos dos respuestas, una medioambiental y otra de generación de nuevos empleos y riquezas”, manifestó el diputado de Servicios Municipales. El proyecto cuenta con una inversión global de 12,3 millones de euros y pretende habilitar en la provincia una red de instalaciones para facilitar un tratamiento adecuado a este tipo de residuos generados en obras menores. En definitiva, unos puntos de acopio que complementarán a las cuatro plantas de tratamiento construidas en Jaén, Cazorla, Navas de San Juan y Úbeda.