Actualizado
domingo, 26 mayo 2019
23:31
h
URGENTE

Detenidas cuatro personas por vender estupefacientes

Entre los cargos imputados figuran también presuntos delitos de extorsión
  • DETENCIÓN. La Guardia Civil de Martos sustrajo de “La Guardería” marihuana, Speed, MDMA y pastillas.
    DETENCIÓN. La Guardia Civil de Martos sustrajo de “La Guardería” marihuana, Speed, MDMA y pastillas.

V arios cogollos de marihuana, 200 gramos de Speed y MDMA, y pastillas, de las que no se ha determinado ni el número ni el peso. Esa fue la mercancía sustraída por la Guardia Civil de Martos en “La Guardería”, el local en el que se encontraba un punto de venta de estupefacientes en la ciudad.

El citado espacio fue localizado ayer, tal y como informó el Instituto Armado a través de un comunicado de prensa, merced a la investigación previa de los agentes de la Guardia Civil marteña, que fue iniciada a principios del pasado febrero. Los hallazgos permitieron, además, la detención de cuatro personas, todas ellas vecinas de Martos, J. O. N., de 20 años, como presunto autor de un delito contra la salud pública y robo; Z. E. A., de 25 años, como presunto autor de un delito de extorsión; E. M. P., de 37 años, también como presunta autora de un delito de extorsión, y L. S. B., a quien se le imputa el mismo cargo. Además, J. N. N., de 25 años de edad y, del mismo modo, vecino de la ciudad, está siendo investigado como presunto autor de un delito contra la salud pública y robo.

LOS HECHOS. Según se explica en el comunicado del Instituto Armado, el pasado 8 de febrero la Guardia Civil de Martos tuvo conocimiento “de que un varón y una mujer accedieron a la fuerza en un domicilio de la referida localidad”. Estas dos personas habrían “exigido, amenazado y golpeado a los moradores”. El motivo, tal y como indica la Guardia Civil en su nota, podría ser la exigencia de “una cantidad de dinero determinada”.

Las primeras indagaciones efectuadas por el Instituto Armado habrían venido a confirmar esa primera versión de los hechos, pero también a añadir otros detalles. Según se indica en el comunicado, “la causa de la agresión podría ser la exigencia de los agresores de que se devolviera una deuda adquirida por la adquisición de estupefacientes”. No obstante, tras personarse los agentes de la Guardia Civil en el lugar de los hechos, no se pudieron evaluar las lesiones de los presuntos agredidos, dado que estos habían abandonado el edificio, según el relato de los acontecimientos.

A pesar de ello, las gestiones llevadas a cabo con posterioridad permitieron comprobar que los supuestos agresores no habrían procedido a actuar de la forma descrita en condición de acreedores de la deuda, sino que habrían recibido 500 euros por acudir al domicilio en cuestión para cobrar la supuesta cantidad adeudada.

Tras continuar la pertinente labor de investigación, la Guardia Civil logró dar ayer con la ubicación del punto de venta de estupefacientes antes citado y conocido como “La Guardería. El Instituto Armado indica en su comunicado de prensa, además, que en el momento en el que se consiguió localizar el local, los agentes comprobaron que en sus inmediaciones se encontraba “un grupo numeroso de jóvenes, algunos de ellos menores de edad”.