Actualizado
martes, 18 septiembre 2018
12:59
h
URGENTE

Música y mucho baile en la verbena de verano

Los míticos Apache, junto a otros grupos, llenan hasta la bandera y hacen vibrar a un público entregado
Ver comentarios
|
27/08/2018

Los mancharrealeños disfrutaron en la Verbena de Agosto. La Concejalía de Festejos organizó un fin de semana de música y diversión para celebrar esta tradicional fiesta veraniega.

El viernes por la noche arrancaba esta festividad estival. Multitud de vecinos y visitantes se concentraron en el parque municipal de Mancha Real donde la orquesta Pentagrama realizó su particular tributo a la música nacional de otras décadas, coplas, pasodobles y un amplio repertorio que hicieron que los mancharrealeños se acercaran a la pista de baile. Pasadas las una de la madrugada y con un parque municipal lleno hasta la bandera el grupo de rock jiennense Apache se subía al escenario para disfrutar junto con los mancharrealeños de su particular tributo a las “catedrales del rock” como el mismo grupo denomina. Apache volvió a sus orígenes después de cuarenta años. Y es que regresaban al municipio mancharrealeño, donde ofrecieron sus primeros conciertos. Además, el percusionista Antonio Molinero confesaba que es una satisfacción muy grande seguir al pie del cañón, haciendo lo que les gusta ya que es su vocación. “son más de treinta años y es una satisfacción ver a gente de antes que ahora vienen acompañados con sus hijos”. Para el grupo, su concierto en Mancha Real era como estar entre amigos y uno de estos amigos que no quiso perderse el concierto fue Manolo Moreno exdirector de la compañía musical Sony Music España.

Cerca de las cuatro de la madrugada, los cantantes y músicos de la orquesta Pentagrama volvieron a coger sus instrumentos para hacer bailar a la juventud hasta altas horas de la madrugada. El sábado, segundo y último día de la Verbena de Verano llegó el turno de la orquesta Esencia que, a pesar de algunos problemas técnicos, hizo mover el esqueleto a los mancharrealeños. Alrededor de las una tocaba recordar a un mítico cuarteto y junto al grupo “The Troupers” realizaron un tributo a ABBA. Ya de madrugada, los más jóvenes demostraban sus pinitos en la pista con la música de la orquesta Esencia. En resumen, fue un fin de semana cargado de música, bailes, tributos y diversión en el que la queja de algunos jóvenes fue no haber podido bailar la canción de “La Ventanita” que casualmente era la idea del cartel de esta festividad veraniega. A pesar de esto, reinó el buen ambiente y los vecinos quedaron satisfechos un año más.