Actualizado
jueves, 15 noviembre 2018
19:57
h
URGENTE

Grandes estrellas

Los mancharrealeños se vuelcan con la celebración de una gala llena de solidaridad a beneficio de Cáritas
Ver comentarios

Estrellas de la canción y las de nuestro firmamento centraron las miradas este fin de semana en Mancha Real. Las Concejalías de Juventud y Cultura, junto con la escuela de música “Manuel Rosa”, organizaron diferentes actividades a las que acudieron multitud de mancharrealeños.

La escuela municipal de música “Manuel Rosa” realizó, el sábado, la novena gala solidaria. Como cada año, esta cita se realiza en beneficio de Cáritas Mancha Real. En esta ocasión, se quiere ayudar a este colectivo local para que pueda continuar con la gran labor social que realiza.

El centro cultural municipal Maestro José Luis Quero Juárez fue el lugar escogido para celebrar esta gala solidaria. La novena edición fue especial por el objetivo principal de ayudar a los más necesitados y porque la escuela de música “Manuel Rosa” hizo retroceder a los asistentes décadas atrás, a los años del “cabaret”, título de esta representación, donde se recordó a personajes muy queridos de nuestro panorama nacional, como Lina Morgan.

Los alumnos de la “Manuel Rosa”, de edades entre los 12 y los 70 años, en colaboración con el coro de la asociación de mujeres “La Serranilla”, deleitaron a los allí presentes con sus voces, dirigidos por Alfonsi Marín, profesora del centro. Durante su actuación, interpretaron obras como “Gracias por venir”, “Cabarets”, “Amado mío” o “Las cosas del querer”, una mezcla de estilos que bien se podría denominar como “Cabaret a la manchega”.

Al igual que ocurriera en ediciones anteriores, el salón de actos del centro cultural municipal Maestro José Luis Quero acogió a multitud de vecinos que no quisieron perderse esta actuación y colaborar con la actividad solidaria. “Para nosotros hacer esta actuación anual benéfica es una gran ilusión. Poder compartir nuestro arte y ayudar a las personas que lo necesiten”, puntualizó Marín.

Además, la empresa Astroándalus acercó, ayer, el firmamento gracias a un planetario portátil. Multitud de mancharrealeños se acercaron hasta la naves de conciertos, donde se ubicó este particular escenario, para disfrutar durante 45 minutos de las estrellas.

Los más pequeños prestaban atención a las explicaciones de los instructores de Astroándalus y disfrutaban de los vídeos que acercaron la inmensidad del cielo, de las distintas estrellas y planetas que hay en el firmamento. También comentaron la problemática de la contaminación lumínica y cómo esta hace que en muchas ciudades no se pueda ver el cielo estrellado en la noche. Además, explicaron que el abuso que hacemos de la luz artificial no solo afecta a los bolsillos, sino también a la naturaleza que nos rodea con la confusión de algunas especies como las tortugas, que, al nacer, van hacia la ciudad en vez de hacia el mar porque ya no distinguen la claridad donde está el océano.