Actualizado
miércoles, 29 marzo 2017
10:43
h
URGENTE

Los padres de Jesús se aferran a un método nuevo para salvarlo

Los progenitores se convertirán en los donantes para agilizar el trasplante
  • 19 DE ENERO. Decenas de jamilenenses acudieron a donar sangre para ayudar al pequeño Jesús.
    19 DE ENERO. Decenas de jamilenenses acudieron a donar sangre para ayudar al pequeño Jesús.

No hay tiempo para la espera. El pequeño Jesús Martínez se encuentra en una situación delicada y necesita, lo antes posible, unos héroes para curarse, un trasplante de médula ósea que le ayude a superar la leucemia que padece. Previsiblemente, sean sus padres los que se conviertan en ese halo de esperanza que le ayude a alcanzar su recuperación. Y es que, tal y como indica el padre, Julián Esteban Martínez, acudieron a la cita que tenían fijada en la Clínica del Niño Jesús de Madrid. Allí, los médicos les comunicaron que el pequeño Jesús no puede esperar a en encontrar un posible donante del banco, concluir las doce semanas de tratamiento de quimioterapia que le quedaban y, posteriormente, realizar todo el proceso que conllevaría el trasplante. “Lo necesita lo antes posible”, explica el progenitor. Por eso, ante esta situación, le indicaron que lo mejor sería que los padres se sometieran a la donación, siguiendo una novedosa técnica estadounidense, que se aplica en la clínica y que garantizaría el éxito de la donación, pese a que el porcentaje de compatibilidad de los padres ronda el cincuenta por ciento.

Desde una habitación del Hospital 12 de Octubre, en el distrito de Usera de Madrid donde lleva ingresado desde el pasado mes de diciembre, al pequeño de Jamilena le llega ese aluvión de solidaridad que desprenden los vecinos de este municipio. Orgulloso puede sentirse, porque cientos de jamilenenses acudieron para donar médula con el firme propósito de convertirse en el héroe que necesita ese niño rubio de ojos claros. La respuesta ha sido masiva. Todos se han volcado con la familia. Un gesto que además de solidario resulta muy importante. Pues tal y como explicó el director del Centro de Transfusión Sanguínea de Jaén, Antonio Carrero, aseguró que, en el caso de que no encuentren un donante en su propia familia, los enfermos tienen un 88 por ciento de probabilidad de hallar un donante fuera de su círculo más cercano. Así, según explica la tía de Jesús, Juana Martínez, tanto el padre como la madre, Dolores Liébana, y el otro hijo que tienen, se sometieron a las pruebas para determinar si la médula es compatible con la del menor. En el que caso del hermano se descartó completamente y, en el de los padres, se comprobó que había cierta compatibilidad. Ese porcentaje es el que ahora estudiará el Hospital del Niño Jesús para intentar llevar a cabo el trasplante, con la aplicación de una técnica estadounidense, que emplea este prestigioso centro, y que podría conseguir la curación del pequeño Jesús. “No hay fecha, pero el método pretende acelerar el proceso, ya que mi sobrino no podría esperar a acabar con las quince semanas de tratamiento de quimioterapia previstas en un principio, porque lo debilitaría”, indica la tía, quien añade que el “miedo” está presente.

Por otro lado, la familia no tiene palabras con las que agradecer el apoyo que recibe de los jiennenses. El padre, emocionado, afirma que, desde el momento en el que lanzaron la petición de ayuda, todo el mundo se ha volcado con ellos. Cientos de jamilenenses y de vecinos de la comarca se han sumado a la campaña que lanzaron con el mensaje “¿Quieres ser mi héroe?”. La respuesta ha sido masiva. Han puesto todo de su parte para ayudarles.