Actualizado
martes, 20 noviembre 2018
23:16
h
URGENTE

“Lloredas” repartidos por el mundo

La Carolina alberga la celebración de un encuentro entre personas de diferentes lugares que comparten apellido
  • ENCUENTRO. Fotografía de familia de los asistentes a la jornada de convivencia intergeneracional que, celebrada en La Carolina, fue protagonizada por vecinos apellidados Lloreda.
    ENCUENTRO. Fotografía de familia de los asistentes a la jornada de convivencia intergeneracional que, celebrada en La Carolina, fue protagonizada por vecinos apellidados Lloreda.

Medio centenar de personas pertenecientes a familias apellidadas Lloreda celebró una jornada de convivencia en La Carolina. El encuentro generacional surgió con motivo de una conversación, mediante la red social Facebook, entre Carlos Alfonso Lloreda, un abogado residente en Los Ángeles (California) y la vecina carolinense Ana Lloreda. Y todo ello a consecuencia del interés del letrado por conocer gente vinculada con sus antepasados en la capital de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena.

El contacto siguió latente y se comprobó que el apellido Lloreda figura en la lista de los primeros colonos que acudieron hasta tierras jiennenses tras la fundación llevada a cabo por el rey Carlos III en la segunda mitad del siglo XVIII. Precisamente, un varón apellidado Lloreda edificó la popular torre de la iglesia de la Inmaculada Concepción, junto al emblemático Palacio del Intendente Olavide La Carolina.

Como colofón a esa estrecha relación entre los “Lloredas” carolinenses y Carlos Alfonso, surgió, a instancias del americano, la iniciativa de conocerse in situ y visitar los restos históricos de sus antepasados en la Comarca Norte. Ana, la organizadora del encuentro, expresó que fue “un día muy importante para los Lloreda porque se desconocía la presencia en Los Ángeles de una persona con raíces en esta población”, al tiempo que agregó: “Ha hecho más de 14.000 kilómetros nada más que para venir a conocernos”.

“Puse el apellido Lloreda en Facebook con el fin de buscar antepasados míos en La Carolina y otras tierras y me salió Ana Lloreda, la cual me aportó muchos datos. Sabía que en Asturias y Colombia hay muchos apellidados Lloreda que provienen de La Carolina y por eso me centré aquí”, dijo Carlos Alfonso Lloreda.

Su regreso en avión hasta Los Ángeles se producirá mañana. Y, mientras tanto, una representación de “Lloredas” en el municipio carolinense se encarga, durante estos días, de enseñarle edificios históricos como el Palacio de Olavide, las Torres de la Aduana, el Museo de las Nuevas Poblaciones o el aula minera que la Asociación Cultural Minero Carolinense, Acmica, posee en el paraje de La Aquisgrana, ubicado a unos cuatro kilómetros del casco urbano.

Este encuentro contó con la presencia de personas desplazadas desde diversos puntos de la geografía nacional, como Madrid o Córdoba, aunque el principal objetivo del mismo hace referencia a “consolidarlo en futuras ediciones anuales y que cada vez se una más gente a este acto generacional” que tanta expectación y satisfacción provocó, precisó Ana Lloreda. Tras los postres se desarrolló una alegre charla con posterior coloquio por parte de esta numerosa familia apellidada Lloreda y muy conocida en la capital de las Nuevas Poblaciones jiennenses.

unos gratos recuerdos
idcon=13330064;order=9

Carlos Alfonso Lloreda, abogado afincado en Estados Unidos, recibió un obsequio de Pilar Sanchís Lloreda, una de las asistentes al encuentro. El regalo consistió en dos libros de la historia carolinense.