Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
16:56
h
URGENTE

Libertad con cargos para la detenida en La Carolina

La mujer fue arrestada por su presunta implicación en el robo de una vivienda donde su pareja resultó asesinada
  • INVESTIGACIÓN. Agentes de la Guardia Civil, durante sus labores para esclarecer los hechos acaecidos.
    INVESTIGACIÓN. Agentes de la Guardia Civil, durante sus labores para esclarecer los hechos acaecidos.

Novedades en el trágico suceso ocurrido en La Carolina. La responsable del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 del municipio ordenó la puesta en libertad con cargos de la mujer de 29 años que fue detenida, el lunes, por su presunta implicación en el intento de robo en una vivienda, donde el propietario de la misma acabó matando al ladrón que sorprendió en su interior.

La mujer declaró ante la jueza que ella se encontraba en el exterior de la vivienda esperando a que terminara su pareja, el hombre de 32 años que acabó muriendo tras recibir seis puñaladas de manos del dueño de la vivienda, un hombre de 60 años que pasaba temporadas en La Carolina tras haberse jubilado, anticipadamente, por un accidente de coche que le había dejado severas secuelas.

La joven rechazó que fuera ella la que estaba realizando tareas de vigilancia mientras su pareja robaba y dijo que se limitaba a esperar mientras una tercera persona, otra mujer, se encargaba de vigilar. Añadió que pensaban que la casa se encontraba deshabitada, ya que le habían hecho un seguimiento. El ladrón accedió con guantes, una linterna y una barra de hierro que cogió en un contenedor. Antes de entrar en la vivienda, el fallecido consumió cocaína y heroína.

Por su parte, el dueño de la vivienda, que forcejeó con el ladrón al sorprenderlo y resultó herido, recibió el alta hospitalaria tras pasar la noche en observación. Seguidamente, fue al juzgado para prestar declaración. En su caso, la jueza lo dejó en libertad con cargos y con la obligación de comparecer los 1 y 15 de cada mes, además de retirarle el pasaporte. En concreto, se le imputa un delito de homicidio en el que, llegado el momento procesal oportuno, su defensa solicitará la aplicación de la eximente de legítima defensa. El hombre declaró que fueron los ruidos los que le alertaron de que alguien estaba entrando en su casa, donde se encontraba solo. El ladrón entró por el tejado a un patio y forzó la puerta para acceder, pero el dueño se defendió con un cuchillo de cocina.