Actualizado
viernes, 16 noviembre 2018
21:54
h
URGENTE

La noche de las reses bravas

Aficionados de toda la comarca acuden al primer encierro nocturno

Una noche muy difícil de ver en la provincia. Sorihuela del Guadalimar tiene el privilegio de inaugurar cada año una tradición que solo dos municipios jiennenses celebran en toda Andalucía. Una madrugada para valientes, ya que cualquiera no recorre las calles de este pueblo de El Condado, a partir de las 00:00 horas del 21 de agosto.

Sorihuela celebró el primer encierro nocturno de los cinco que se celebran en la comunidad autónoma. Los siguientes cuatro serán en cuestión de algunos días y, además, en el municipio vecino de Iznatoraf. Esta tradición de soltar reses bravas por un recorrido delimitado en una calle especialmente ancha de Sorihuela del Guadalimar, se mantiene viva desde tiempos inmemoriales gracias al esfuerzo del Ayuntamiento por tramitar unas gestiones burocráticas cada vez más complicadas para su concesión. En estas fiestas de agosto en honor de la patrona, Santa Agueda, el encierro nocturno genera una enorme expectación no solo en el municipio, sino también en toda la comarca de El Condado y otros municipios cercanos como Villanueva del Arzobispo o Villacarrillo, entre otros, pueblos que también mantienen intacta su afición taurina y cuyos vecinos se desplazan por todos los alrededores para disfrutar de estos encierros especiales.

La noche comenzó mucho antes de que los cohetes anunciaran la salida de las reses. Desde las 21;30 horas, buena parte del municipio se congregó en la plaza del Ayuntamiento para escuchar el pregón inaugural de fiestas a cargo de Manuel Jesús López Felgueras, un sorihueleño de nacimiento y de corazón enamorado de su tierra.

El pregonero de este año es profesor de Historia en Madrid y realiza estudios sobre Santa Agueda debido a la gran devoción que siente hacia la patrona. Manuel Jesús López dejó momentos muy emotivos para todos en un discurso plagado de vivencias y nombres propios relacionados con su infancia en el municipio de El Condado.

Tras un ameno, motivador y sentido pregón, sus vecinos, familiares y amigos recompensaron al encargado de inaugurar la Feria y Fiestas de 2018 con un unánime aplauso. Fue entonces cuando llegó el momento, los habitantes de Sorihuela se dispersaron por los diferentes establecimientos hosteleros para refrescarse, así como por el ferial. Sin embargo, cerca de las 23:30 horas, el primer cohete volvió a reunir a todo el mundo en el recorrido del encierro. Una vaquilla, un novillo y dos novillos aguardaban en los corrales ante la expectación y los nervios de vecinos y visitantes. Pese a que los animales no pusieron demasiado de su parte a la hora de cumplir con el recorrido, la fiesta se alargó hasta altas horas de la madrugada con el espectáculo de Djs tras la vuelta de las reses a los corrales.