Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
18:15
h
URGENTE

La búsqueda de la felicidad va más allá de la jubilación

Los ponentes dan pautas para mejorar la vida de las personas mayores
Ver comentarios
|
05/07/2018
  • APRENDIZAJE. Alumnos del curso “Vidactivda, vida feliz” atienden a una de las ponencias.
    APRENDIZAJE. Alumnos del curso “Vidactivda, vida feliz” atienden a una de las ponencias.

La programación de los “Intendente Olavide” prosiguió con su segundo curso, titulado “Vidactiva, vida feliz” y dirigido por María Dolores Escarabajal Arrieta, profesora titular de Psicobiología de la UJA, y Juan Manuel de Faramiñán Gilbert, catedrático emérito de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la UJA. Aquí se aborda, desde una perspectiva muy práctica y multidisciplinar, la temática del envejecimiento activo, que resulta muy importante en la sociedad actual debido a que las personas mayores constituyen un grupo cada vez más numeroso. Así, con esta acción se pretende proporcionar pautas y actuaciones que ahonden en la mejora de un patrón de vida saludable en los ámbitos del funcionamiento cognitivo, emocional, promoción social y, también, de la seguridad.

“Tratamos de proporcionar, no solo a los mayores, elementos de reflexión y de carácter práctico que puedan servir para asumir el llegar a la jubilación con un criterio positivo”, explicó Juan Manuel de Faramiñán. Según el catedrático, son muchos los mayores que quieren seguir activos, pues “no les llama la atención la jubilación”, la ven como una especie de “muerte civil”. Faramiñán precisó que estas personas desean seguir activas y continuar “sirviendo y aportando a la sociedad, hacer actividades, reflexionar o escribir”.

Fueron 32 los alumnos que participaron en el curso “Vidactiva, vida feliz”, que para Faramiñán fue “un éxito impresionante”. Destacó, además, que lo más interesante que observó es que fue una mezcla entre jóvenes y mayores. “A pesar de ser un curso dedicado a los mayores, también vino mucha juventud que estaba muy interesada por estos temas, por querer saber cómo es el comportamiento de los mayores. Muchos eran profesionales que se dedican al cuidado y atención de personas mayores dependientes”, indicó. Asimismo, el catedrático se muestra satisfecho con el desarrollo del curso, ya que, según comentó, hubo muchísimo nivel tanto entre los alumnos como los ponentes, a quienes calificó de “excelentes”. “Hubo una gran participación, la cual fue muy interesante porque hubo mucho coloquio y buenas preguntas”, manifestó.

Este curso teórico-práctico giró en torno al desarrollo cognitivo y de la memoria, así como de la movilidad de las personas mayores. Por ello, en la parte práctica, los alumnos participaron en una clase de yoga, así como en un taller de defensa personal para saber cómo actuar cuando se sufre una violación o cómo moverse ante un robo. Además, también hubo una clase de movilidad para ayudar a los mayores a moverse con mayor facilidad. Así, con “Vidactiva, vida feliz” Faramiñán subrayó que su principal intención fue “potenciar la búsqueda de la felicidad de todas las personas mayores a pesar de los años y la edad”.