Actualizado
martes, 21 mayo 2019
12:28
h
URGENTE

La arqueología íbera hermana a Peal del Becerro con Galera

Los municipios formaron parte de la antigua ruta comercial entre Cástulo y Baria
Ver comentarios
  • Celebración. Imagen de uno de los actos celebrados durante el hermanamiento, con María Dolores Rubia en el centro.
    Celebración. Imagen de uno de los actos celebrados durante el hermanamiento, con María Dolores Rubia en el centro.

Los municipios de Peal del Becerro y Galera (Granada) se hermanaron gracias al compromiso mutuo de conservar la arqueología íbera. Durante el acto, que tuvo lugar en el anfiteatro de las Torres, se realizó la entrega por parte del Consistorio pealeño, con la alcaldesa Ana Dolores Rubia al frente, de un cuadro de la Plaza del Ayuntamiento y un olivo.

Rubia, durante el acto, aseguró: “Este hermanamiento sirve de conexión comercial, cultural y turística con este municipio, que cuenta con un valor arqueológico similar a Peal de Becerro y que ayudará a mejorar en todas estas materias para impulsar la economía”. Una conexión, a la que se refiere la alcaldesa, que se remonta a siglos atrás, pues tanto Peal del Becerro como Galera fueron parte de la “ruta comercial entre Cástulo y Baria, los actuales Linares y el almeriense Villaricos, en la que se conducían los recursos mineros hasta Sierra Morena y los puertos del sur peninsular”, según explicó Rubia, lo que ayudó a que recibieran influencias de las culturas del Mediterráneo oriental “que conducían los recursos mineros hasta Sierra Morena y los puertos del sur peninsular” y que llegaron hasta nuestros días en forma de yacimientos arqueológicos en los que se encontraron piezas de valor como joyas, cerámicas y otros enseres, que muestran una similitud tal que pueden hasta llegar a ser confundidos con si pertenecen a un lugar u a otro.

Este hermanamiento se produce dentro de los actos que celebran el primer centenario del nombramiento de la Cámara Sepulcral de Toya, que son construcciones íberas datadas entre finales del siglo V y principios del IV antes de Cristo, como Bien de Interés Cultural. En este yacimiento se descubrió la “Bicha de Toya”, una escultura íbera que se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

El municipio granadino, por su parte, cuenta con la necrópolis ibérica de Tútugi, que alberga diferentes tipo de tumbas en las que se hallaron adornos, vasos griegos e iberos, armas, piezas de ajuar y figuras de barro y de alabastro datadas entre los siglos VI y III antes de Cristo. La pieza de más importancia rescatada en este yacimiento es la “Dama de Galera”, que representa a la diosa de la fertilidad y que también se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

“Debido a estas y otras similitudes, se aprobó en pleno municipal realizar este hermanamiento entre ambos municipios para seguir avanzando en cultura y en arqueología íbera, además de para obtener otro tipo de relaciones comerciales, culturales y de ocio”, explicó Rubia sobre esta unión.

Entre las actividades impulsadas para celebrar la unión entre Peal de Becerro y Galera figuran, además, la visita al Centro de Interpretación y a la Cámara Sepulcral de Toya, en el municipio jiennense.

Juan Cabré, figura clave

El ilustre arqueólogo Juan Cabré, que actualmente cuenta con un mirador con su nombre en Peal del Becerro, fue el principal impulsor de la declaración de la Cámara Sepulcral de Toya como Bien de Interés Cultural y la de Hornos como Monumento Arquitectónico en 1918. Cabré es natural de Calaceite (Teruel), municipio con el que también se encuentra hermanado Peal del Becerro desde noviembre pasado.