Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
16:53
h
URGENTE

Homenaje a dos olivareros señeros

Reconocimiento a Manuel Casado y Manuela Canales, integrantes de la Cooperativa San Julián de Marmolejo
  • BUEN AMBIENTE. Pedro Bruno, Manuel Lozano, Juan Balbín y otros responsables políticos, con integrantes de la cooperativa.
    BUEN AMBIENTE. Pedro Bruno, Manuel Lozano, Juan Balbín y otros responsables políticos, con integrantes de la cooperativa.

La Cooperativa San Julián de Marmolejo comenzó la campaña de recolección. Aprovechó la ocasión para celebrar la “I Semana del Aceite de Oliva”. La directiva de la empresa, con su presidente, Diego Galindo, a la cabeza participó en una actividad de convivencia entre socios. Al encuentro asistieron el alcalde, Manuel Lozano; el concejal de Agricultura, Rafael Civantos; el delegado y el diputado provincial responsables de esta área, respectivamente Juan Balbín y Pedro Bruno.

La cooperativa homenajeó a Manuel Casado y Manuela Canales, sus dos miembros más antiguos, a los que se les entregó una placa conmemorativa. Despues del reconocimiento, los presentes disfrutaron de un canto con zumo de la cooperativa para degustar el resultado del fruto del esfuerzo colectivo de los productores.

Las instalaciones de San Julián acogieron las propuestas, en las que hubo ocasión para debatir y opinar sobre cómo se presenta la nueva campaña en Marmolejo, que supondrá ingresos para numerosas familias, tanto de propietarios de fincas como de jornaleros.

El pasado 4 de noviembre se celebró una asamblea extraordinaria en la que los socios aprobaron la celebración de la jornada de convivencia. Entonces, la directiva expuso los datos económicos de la cooperativa y las perpectivas de obtener un “oro líquido” de calidad. También se habló del procedimiento de recogida y limpieza del olivar durante la temporada 2016-2017, para que la marca del aceite de San Julián sea un referente en la provincia. El teatro Español fue el lugar elegido para la celebración de la asamblea.

La sociedad, con la colaboración del Ayuntamiento, pretende que la imagen del aceite local pase fronteras y pueda disfrutarse en muchos rincones de España. La Concejalía de Agricultura ofrece su apoyo para solventar cualquier problema que pueda tener la directiva. La de Medios de Comunicación, por su parte, se ofrece para darle publicidad al virgen extra de Marmolejo. En cualquier acto municipal —ya sea deportivo, cultural o turistico— está presente el aceite de Marmolejo.

proyecto con unos 800 socios

La empresa marmolejeña cuenta con alrededor de ochocientos socios. La mayoría reside en el municipio, aunque hay algunos que son originarios de él pero viven fuera. Los miembros de la sociedad deciden en asamblea, cada año, los detalles de la campaña, siempre con la idea de mejorar. Las instalaciones están en la calle Gamonal, aunque hay un proyecto para trasladarse en cuanto resulte posible.

UN ZUMO CON UN SABOR MUY ESPECIAL
idcon=12497726;order=9

El nombre comercial de de la cooperativa es Sierra y Campiña. Deriva de la ubicación del municipio entre el valle del Guadalquivir y una zona montañosa. Tal circunstancia confiere al aceite un sabor caracteristico diferente a otros de la provincia. Por ello, son muchos los turistas que se acercan hasta Marmolejo para aquirir el artículo. San Julián también vende su “oro líquido” entre los propios habitantes del municipio.