Actualizado
martes, 21 mayo 2019
14:14
h
URGENTE

Hoja de ruta para recuperar el tesoro de Torrequebradilla

Presentación pública del proyecto histórico y técnico del Palacio
Ver comentarios
|
04/05/2019

Tiene motivos más que justificados para que pueda ser declarada Bien de Interés Cultural”. Lo dice el catedrático Pedro Galera sobre la Casa-Palacio de Torrequebradilla. Él firma el proyecto histórico-artístico con el que este edificio buscará esta declaración. Es uno de los siguientes pasos para que, en un futuro, esta edificación vuelva a lucir el esplendor que tuvo en pleno siglo XVII. Hasta ahora, ya se ha trabajado para evitar su derrumbe y, por delante, queda muchísimo trabajo. Pero, el Ayuntamiento de Villatorres quiso hacer un alto en este camino para mostrar a los que consideran este edificio como un tesoro muy suyo, todo lo que se ha hecho y, sobre todo, lo que se quiere hacer. Fue una presentación del proyecto histórico y técnico en el salón de actos del Ayuntamiento en Torrequebradilla, cita que despertó el interés de los vecinos hasta llenar el espacio.

Fue Sebastián López, el alcalde, acompañado por el teniente de alcalde, Miguel Manuel García, el que dio la bienvenida. “Llevamos ya tiempo intentando recuperar esta casa palacio, que tiene mucho valor histórico y sentimental para los que estáis aquí. Algunos, como me han dicho, habéis estado allí en el colegio”, reconoció. Recordó que, en 2017, se hizo, a través de una subvención de la Diputación, labores de limpieza y apuntalamiento. Una imprescindible labor para frenar el estado de ruina y mantenerlo en pie. Ahora, como dijo, el principal objetivo es la declaración como BIC por parte de la Junta para después acceder a diferentes subvenciones, como el 1,5% Cultural del Gobierno central. para su rehabilitación Pero, para ello, como explicó, es necesario que se formalice la donación de la familia propietaria. “Tenemos más que la declaración de su buena voluntad, nos ha dado su compromiso”, dijo. Y es que, como recordó, no se pueden hacer inversiones públicas en un bien privado y debe estar escriturado por el Ayuntamiento. “Será largo el proceso”, avisó. “Pero el que la sigue la consigue”, dijo el alcalde. Presentó a los dos expertos que han trabajado para este proyecto. Martín Aranda, ingeniero, con experiencias similares tan significativas como el Castillo de Villardompardo y el catedrático de Historia del Arte Pedro Galera, “toda una institución en esta provincia”, como lo presentó.

Precisamente este ilustró magistralmente a los vecinos con los principales hitos de esta construcción tan emblemática para ellos. “Su historia se remonta seiscientos años”, comenzó. De hecho, la primera referencia es de 1401 con el señor Juan Díaz de Torres. Sus momentos de esplendor, como recordó, los vivió entre los siglos XVI y XVII, especialmente, con Íñigo Fernández de Córdoba, que le da “todo el esplendor”. “Él consigue el título de Conde de Torralba”, apunta. Tres características, como explicó detenidamente, dan las claves de su valor histórico: el primero, elementos como fortaleza defensiva; el segundo, sus silos —únicos en su tipología— para la conserva de cereal y aceite, que dan testimonio de su importancia económica y, tercero, su uso residencial, con una fachada con detalles propios del siglo XVII y un espléndido balcón mirador. “Cuando se recupere, será un atractivo”, aseguró. Desde él, apuntó se domina el pueblo y llega a toda Sierra Mágina. Y concluyó el catedrático: “Tiene peculiaridades dignas para que Cultura lo considere Bien de Interés y desde ahí empieza su rehabilitación”, aseguró.

Martín Aranda, por su parte, reconoció que este camino “no es fácil, ni mucho menos”, pero este proyecto “tiene la ilusión” detrás de mucha gente, que es la principal herramienta para conseguirlo. “En Villardompardo, hace tres años, parecía también una utopía”, ejemplificó. El ingeniero explicó la actuación ya realizada, con la que se consiguió para el deterioro para no perder la edificación. Y adelantó los “planes” para ella en el futuro. A través de planos y dibujo arquitectónico, explicó que se realizará una rehabilitación integral del palacio, de todas sus estancias y exteriores, para que, en un futuro, sirva como espacio polivalente, museo y centro cultural. “Ese es el ambicioso objetivo que nos hemos marcado”, aseguró. Y ya hay, incluso, una estimación de lo que podría costar: 1,5 millones de euros.