Actualizado
martes, 18 septiembre 2018
12:59
h
URGENTE

Hartazgo vecinal a causa de las continuas inundaciones

Concentración frente a la Subdelegación para exigir soluciones
  • MOVILIZACIÓN. Vecinos de Villanueva de la Reina protagonizan una concentración pacífica y simbólica frente a la Subdelegación del Gobierno en Jaén.
    MOVILIZACIÓN. Vecinos de Villanueva de la Reina protagonizan una concentración pacífica y simbólica frente a la Subdelegación del Gobierno en Jaén.

Pasan los años, pero aún no llegan las necesarias soluciones a las continuas inundaciones que sufre la población de Villanueva de la Reina. Por ello, cada vez que llueve con cierta intensidad en el municipio, el arroyo El Encantado se desborda y siembra el caos entre los vecinos. Eso provoca que numerosas viviendas del casco urbano se vean anegadas por el agua y el barro, de tal manera que los residentes tengan que evacuar sus hogares cuando hay tormenta, sea en el momento que sea.

Esta situación supone todo un calvario para los villanoveros, quienes están ya “más que hartos”, según relata su alcalde, Blas Alves. Es por ello que medio centenar de habitantes de Villanueva de la Reina afectados por el efecto de los desbordamientos del arroyo celebraron una concentración, ayer, frente de la sede de la Subdelegación del Gobierno. Esta movilización, de carácter pacífico y simbólico, se trasladó a la capital jiennense con el propósito de reflejar el malestar de las familias y exigir soluciones urgentes para evitar las riadas.

“La gente ya está muy cansada y quiere que se actúe sin más demoras porque el problema sigue ahí pese al paso del tiempo. Ayer leímos un manifiesto donde se recoge la gestión de los últimos tres años, pero cuanto más tiempo pasa más probabilidades hay de que se produzcan nuevas inundaciones. El arroyo está enterrado en una parte, le hace falta un cauce más amplio, se inunda por varias partes pero no sabemos qué se va a hacer ni cuándo”, indicó el alcalde de Villanueva de la Reina.

Tras este paso dado, el dirigente villanovero asegura que continuará el contacto con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) “para estar al tanto de la ejecución del proyecto que anunciaron recientemente”. Y es que el organismo responsable de la cuenca informó, el pasado mes de marzo, de que pondría en marcha una intervención “ambiciosa” sobre el cauce del arroyo Encantado, pero de momento no llega. “Hace cuatro años redactaron el primer proyecto, valorado en 400.000 euros, para hacer arreglos, pero no llegó a ejecutarse. Ahora nos dijeron que pondría en marcha otro, con un valor de 1,8 millones de euros, pero eso requiere expropiaciones y ensanchar el cauce. Eso supondría mucho tiempo, de ahí que haga falta ejecutar otras medidas más urgentes”, manifestó el regidor villanovero.

Blas Alves transmite el malestar de sus vecinos, con los que mantiene reuniones constantes para informarles de cuantas novedades se producen, por parte de las administraciones, en torno a este problemático asunto. Las movilizaciones de los villanoveros no se basan únicamente en la concentración de ayer, puesto que también se visibiliza el enfado de la población y sus reivindicaciones mediante carteles y pancartas colgadas de las ventanas y los balcones de sus casas. Además, las peticiones de las soluciones urgentes se transmiten a través de una recogida de firmas y de las redes sociales de internet, puesto que la Plataforma de Afectados por el arroyo El Encantado abrió un perfil en Facebook para dar voz a los afectados por las inundaciones.

“Con que caigan unos 30 o 40 litros, el agua llega ya a las viviendas y es muy desagradable ver cómo el agua y el barro entran en las casas sin control”, lamenta el alcalde. Las lluvias caídas a primeros de marzo volvieron a causar anegaciones, lo que obligó a los vecinos y al Ayuntamiento a tener que realizar una intensa labor de limpieza para que el casco urbano afectado por las riadas recuperase su aspecto original.

Una situación problemática que se alarga en el tiempo y causa malestar

El problema de las inundaciones en el municipio no es nuevo. Durante los últimos diez años, ha sufriendo anegaciones de agua en gran parte del casco urbano, viéndose afectadas hasta 500 viviendas, ya que por su

situación geográfica Villanueva de la Reina recoge toda el agua procedente de la campiña. En este tiempo, tanto el Ayuntamiento como la Diputación y la Junta de Andalucía trataron de poner remedio a esta situación tan problemática.

Recientemente, las últimas inundaciones solo afectaron a las viviendas de la zona de la carretera de Cazalilla, una barriada construida en los últimos años. Por ello, los vecinos ya están hartos de ver sus hogares llenos de agua y lodo cada vez que llueve

de manera considerable. Así, exigen una solución definitiva a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, ya que se trata del organismo que tiene la competencia en materia de aguas.

En septiembre, el alcalde remitió una carta el Gobierno central para recordarle el problema “ante la falta de respuesta”. De hecho, ya en febrero, mantuvo otra reunión con la subdelegada del Gobierno, Francisca Molina. Un encuentro que se suma al último la Confederación, en el que se expuso el nuevo proyecto.