Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
19:02
h
URGENTE

Fieles a la Virgen del Rosel

La Patrona sale de la aldea para ser recibida por el pueblo de Baeza

La Virgen del Rosel, patrona de La Yedra, ya está en Baeza, después de abandonar su aldea acompañada de un concurrido séquito, en lo que se denomina como “romería chica”. Los actos en honor de la imagen mariana empezaron con una misa en el santuario, presidida por el párroco, Jesús Manuel Monforte. Fue una ceremonia muy vistosa y repleta de fe en la que actuó la Asociación Cultural Coro Romero de la Merced. Después los fieles compartieron una comida de convivencia campera en la caseta El Cortijo, una ocasión que sirvió para estrechar lazos entre ellos.

El traslado hasta Baeza comenzó hacia las cinco y media de la tarde. A pesar de las temperaturas tórridas, numerosas personas acompañaron a la patrona, portada por mujeres. La comitiva iba precedida de multitud de jinetes y algunas carrozas. La Virgen del Rosel iba precedida de tres tamboriles. Los abanicos se dejaron ver en el trayecto de cinco kilómetros. Entre la expectación de los vecinos de los viviendas colindantes y los vivas y alabanzas de anderas y otros devotos, Nuestra Señora del Rosel llegó a Baeza al atardecer y allí fue recibida en olor de multitudes. La despedida de caballos fue en la Avenida de Andalucía de la ciudad patrimonial.

En la iglesia de San Pablo, donde permanece la imagen, se oficiará un triduo entre el miércoles y el viernes a las ocho de la tarde. El sábado, 1 de septiembre, a mediodía, tras el rezo del ángelus en el templo, será el traslado al convento de San Antonio, escoltada por la hermandad rociera. Luego llegará la romería de vuelta hasta La Yedra. Por la noche habrá una verbena y un espectáculo de fuegos artificiales cerrará las celebraciones. En paralelo, esta semana hay múltiples actividades lúdicas y deportivas, con una implicación activa del Ayuntamiento de Baeza.

El hermano mayor de la cofradía de Nuestra Señora del Rosel, Pedro Vega, está muy satisfecho con el desarrollo de la “romería chica” y la eucaristía matinal. “Hemos estado muy bien acompañados. Cada año se nota más la afluencia de caballos y devotos. La misa ha sido preciosa y la gente se encuentra muy ilusionada con Nuestra Señora”, indica Vega. Espera que los días principales cuenten con el mismo o mayor respaldo popular y que, como es habitual, se conviertan en unas jornadas propicias para la devoción mariana y la convivencia.

Las celebraciones son un momento muy especial para La Yedra y el conjunto del municipio baezano. Coinciden con el tramo final de la época veraniega, cuando decenas de familias se disponen a cerrar su periodo vacacional, con la cercanía del curso académico 2018-2019. En estas semanas estivales, la población de La Yedra se multiplica, pues la gente acude hasta el lugar en busca del frescor que proporciona la abundante vegetación y la estratégica ubicación del núcleo, muy cercano a poblaciones de La Loma como Baeza, Rus, Canena y Úbeda y al municipio de Linares.