Actualizado
jueves, 13 diciembre 2018
08:41
h
URGENTE

Fervor y devoción en Noguerones

La procesión de la Virgen de los Remedios congregó a cientos de fieles
Ver comentarios
|
11/08/2018

La pedanía de Noguerones vivió una de sus jornadas más importantes del año con la celebración del día de su patrona, la Virgen de los Remedios, que desfiló por las calles abrazada por el gentío que esperaba con ansias este día.

El pueblo está a los márgenes del río Víboras y la población se concentre en dos núcleos o barrios, uno a cada orilla, unidos por varios puentes.

Pese a que la feria de Noguerones tiene lugar a mediados de julio, la llegada del 10 de agosto se anhela con fuerza cada año una vez que las fiestas de la pedanía finalizan, y es que el sentir por la Virgen de los Remedios está por encima de casi cualquier cosa.

La espera se hizo más amena gracias al triduo a la Virgen que comenzó el martes con la eucaristía en honor a los cofrades difuntos, continuó con la celebración a favor de las familias del día siguiente y finalizó con la colorida ofrenda floral a la patrona que se celebró el jueves.

Las campanas repicaban desde bien temprano para anunciar la festividad, una fecha muy especial para todos los cofrades de la hermandad y para los vecinos, ya que conmemoran el día en que la imagen llegó a Noguerones.

Una vez llegadas las 20:30 horas, con el inicio de la solemne eucaristía, pocos eran los habitantes que no se encontraban en la iglesia que lleva el nombre de la patrona, donde se vivieron momentos de enorme emoción en una templo abarrotado de fieles.

El día grande de la pedanía continuó con la procesión de la imagen. Portada por una veintena de mujeres, la imagen de la Virgen de los Remedios salió del templo, acompañada además por una comitiva que contó con miembros de la corporación municipal y con un buen número de cofrades ataviadas de mantilla. Los vecinos, que volvieron a dar evidencias de su desbordante devoción a su “madre”, acompañaron a la patrona por las calles de Noguerones.

Penitentes descalzos cumpliendo su promesa y rostros bañados en lágrimas por ver, un año más, la imagen de la Virgen de los Remedios portadas por sus vecinas y paseando por las calles de Noguerones conformaron la estampa tras la patrona y su largo manto.

Decenas de nogueroneses fueron tras la imagen de la Virgen de los Remedios. Paso a paso, en penitencia, con devoción y respeto, desde los más jóvenes a los veteranos. Todo el pueblo unido por la misma fe, a los pies de la patrona.