Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
13:47
h
URGENTE

Estudiantes alzan sus voces contra la violencia deportiva

El IES Accabe de Bedmar se solidariza con dos alumnos agredidos

La violencia no es un juego”, “Un golpe es peor que un gol fallido” o “Con la violencia nunca ganas”. Mensajes cargados de contundencia que gozan de un significado claro, firme y unánime: decir “no” a cualquier tipo de agresión que se produzca en una cancha o sobre un terreno de juego. Esos fueron algunos de los diversos lemas que la comunidad educativa del IES Accabe, de Bedmar, usó para decirle “basta ya” a la violencia en el ámbito del deporte base.

Y es que, de una forma puramente simbólica, los estudiantes y docentes del centro protagonizaron un acto para mostrar su apoyo y solidaridad a Manuel Ogáyar y Gregorio Quesada, los dos alumnos que fueron agredidos, recientemente, tras la finalización de un partido de fútbol de la categoría juvenil. Ese encuentro, disputado en el municipio de La Puerta de Segura, enfrentó al equipo local y al conjunto de la Escuela Municipal de Jódar, donde militan ambos chavales, de unos 17 años de edad.

Aunque los visitantes ganaron, no pudieron saborear la victoria, ya que su guardameta, Manuel, fue víctima de una brutal agresión al igual que Gregorio, quien acudió en su defensa. Pero, sin duda alguna, el primero se llevó la peor parte. No en vano, el portero tuvo que faltar varios días a clase para guardar reposo hasta alcanzar su recuperación total tras la paliza recibida. Por ello, una vez que los dos jóvenes agredidos se reincorporaron con plena normalidad a sus quehaceres diarios, recibieron el cariño de sus compañeros de aulas del centro educativo bedmarense.

Así, un numeroso grupo de adolescentes se unió a la causa y formó parte activa de la concentración realizada en el patio del recreo del IES Accabe. En el recinto se exhibieron murales elaborados por los diferentes cursos de Secundaria y también se leyeron manifiestos, por parte del director y de algunos alumnos, para concienciar acerca del juego limpio y de lo “crucial” que resultan la educación familiar y el hecho de que los jóvenes y los adultos mantengan un comportamiento adecuado durante el desarrollo de un acontecimiento deportivo. En ese sentido, uno de los textos indicaba: “No me grites en público. No grites al entrenador. No menosprecies al árbitro. No pierdas la calma. Diviértete viéndonos jugar. No olvides que es un juego. Con tu apoyo seré feliz”.

“La iniciativa partió del claustro de profesores, en la reunión de equipos educativos que tuvimos, y lo que se reivindicó con este acto es que no se vuelvan a repetir este tipo de sucesos. El deporte está para pasar un rato agradable, no para pelearse. Y para que estos mensajes se recuerden siempre hemos decidido colgar todos los murales en los pasillos del instituto y en la puerta principal del centro”, explicó Isabel López, secretaria del IES Accabe de Bedmar.