Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
13:36
h
URGENTE

Escaparate para el municipio

Unas 2.000 personas participan en las actividades programadas
Ver comentarios
  • CITA MULTITUDINARIA. Asistentes a la comida que cierra la Jornada Vinícola y Gastronómica de Frailes, en una anterior edición de la fiesta.
    CITA MULTITUDINARIA. Asistentes a la comida que cierra la Jornada Vinícola y Gastronómica de Frailes, en una anterior edición de la fiesta.

La Jornada Vinícola y Gastronómica, conocida popularmente como Fiesta del Vino, es una de las convocatorias más multitudinarias de cuantas se celebran en Frailes a lo largo del año. La iniciativa llega, en 2018, a su vigesimosegunda edición. Hoy es el día grande de la celebración.

El programa comienza a las doce y media del mediodía, en la Casa de la Cultura Michael Jacobs, con una presentación a cargo de la concejal de Festejos, Lucía Serrano. A continuación, en el mismo lugar, llega el pregón, a cargo de Juan Vilar, consultor estratégico de instituciones como la Caja Rural de Jaén, la Diputación, el Consejo Oleícola Internacional, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura —más conocida por sus siglas en inglés, FAO— y el programa de la ONU para el Medio Ambiente (Pnuma).

A continuación, en torno a la una de la tarde, se abren los expositores con productos artesanales del municipio, que se ofrecen al público en el recinto ferial de las Eras del Mecedero. A partir de las dos y cuarto, este espacio a cubierto alberga un almuerzo a base de olla podrida y otras viandas, en la que los caldos de Frailes son protagonistas. En la sobremesa, a partir de las cinco, llega la actuación del grupo Vinilos. Este año la barra está a cargo de los alumnos del colegio Santa Lucía, ya que la recaudación se destina para su viaje de estudios.

La celebración siempre consigue completar el aforo de la comida, de unas 2.000 personas, incluso aunque llueva, ya que se efectúa bajo una carpa. Entre los comensales, además de vecinos de Frailes y de otros puntos de la comarca Sierra Sur y de la provincia de Jaén hay personas procedentes de otros muchos puntos de Andalucía y de España, dado el renombre conseguido por la propuesta en sus más de dos décadas de trayectoria.

La organización corresponde al Ayuntamiento y a la Caja Rural de Jaén, aunque se cuenta con el apoyo de empresas del municipio, como Bodegas Campoameno, Quesos Artesanos de Frailes y la fábrica de embutidos La Abuela Laura. De hecho, para el equipo de Gobierno la jornada anual representa un escaparate para los productos gastronómicos de calidad de la villa, incluido el aceite. Además, beneficia a la economía local, ya que durante el fin de semana los alojamientos hosteleros y los establecimientos de restauración están a tope, mientras que la llegada de visitantes también repercute en otros sectores como el del comercio.

Desde sus orígenes, la jornada también promociona uno de los cultivos señeros de Frailes, el viñedo, alternativa al monocultivo del olivar. De la mano de B odegas Campoameno, situada en el polígono La Dehesilla, se elaboran unos caldos de calidad, que incluyen, desde hace unos años, incluso vinos espumosos.

Uno de los proyectos más importantes de las últimas legislaturas en Frailes, la apertura de un balneario en la zona en la que estuvieron los baños de Ardales está más cerca. En los últimos meses se han dado paso fundamentales para la inauguración, prevista para 2019. El espacio será gestionado por la cooperativa Hábitat Colaborativo, que terminará las obras y pondrá en marcha un sistema de “cohousing”. El futuro hotel residencial ya cuenta con un consejo rector, encabezado por Custodio López. La apertura supondrá un gran impulso al turismo en Frailes y en la comarca de la Sierra Sur.