Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
10:25
h
URGENTE

El valor de la educación emocional

Profesionales analizan las nuevas técnicas y su aplicación práctica en las aulas

La actividad formativa continúa, en La Carolina, gracias a los XIX Cursos de Verano “Intendente Olavide” de la Universidad de Jaén. La jornada de ayer se puede considerar como de transición, debido a la culminación de la primera acción y el comienzo de la segunda. Así, el curso “Educar con emoción, retos y experiencias”, dirigido por Pilar Berrios Martos, profesora titular de Psicología Social de la UJA, tocó a su fin. Y lo hizo con el taller “Aula de emociones. Desarrollo y entrenamiento de la Inteligencia Emocional”, impartido por Rafael Martos, psicólogo sanitario del centro especializado en educación emocional Emo-é.

La temática del primer curso de verano fue la Inteligencia Emocional analizada como guía en la educación para potenciar el talento, la creatividad y la convivencia. Es por ello que se presentaron diversos programas con el fin de favorecer el desarrollo de la Inteligencia Emocional en niños y adolescentes. La acción se dirigió, principalmente, a los agentes educativos (profesionales de la docencia y la psicología), familias, así como a todas las personas interesadas. Y es que uno de los principales retos educativos del siglo XXI es buscar nuevas formas de educar que promuevan el crecimiento saludable de niños y jóvenes y potencien, al mismo tiempo, el talento, la creatividad y la convivencia. Ante este reto, la Inteligencia Emocional (IE) despierta el interés de los profesionales del ámbito educativo porque la evidencia empírica indica que la IE favorece un clima social positivo en el aula, reduce la agresividad y mejora la empatía, el ajuste psicológico y el rendimiento académico.

La programación del curso “Educar con emoción” se nutrió de diferentes ponencias y mesas redondas, como “Diferentes modelos y aproximaciones para trabajar la IE en el aula”; “Inteligencia emocional: retos, avances y aplicaciones al ámbito educativo”; “Navegando a través de las emociones” y “Centros educativos emocionalmente inteligentes”. Entre los objetivos globales de la acción dirigida por Pilar Berrios destacan el dar a conocer los avances científicos en el estudio de la Inteligencia Emocional y el desarrollo de habilidades socioemocionales; conocer y analizar las principales propuestas profesionales en el ámbito del entrenamiento del a IE; sensibilizar a familias y profesionales de la educación sobre la importancia y la necesidad del desarrollo y entrenamiento de la IE en niños y jóvenes, y adquirir competencias sobre educación emocional que se puedan transferir al aula y al hogar familiar.

De otro lado, el programa de los “Intendente Olavide” siguió con su segundo curso, “Vidactiva, vida feliz”, dirigido por María Dolores Escarabajal, profesora titular de Psicobiología de la UJA, y Juan Manuel de Faramiñán, catedrático de Derecho Internacional Público.