Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
12:37
h
URGENTE

El puente Mocho ya luce su nueva cara sobre el Guadalimar

La Junta de Andalucía invierte 326.000 euros en la restauración de la vía
  • OBRAS. Javier Madrid, Santiago Rodríguez, Sebastián Molina, José Fiscal, Juan Eugenio Ortega y Bernardino Caravaca, en una de las bóvedas del puente.
    OBRAS. Javier Madrid, Santiago Rodríguez, Sebastián Molina, José Fiscal, Juan Eugenio Ortega y Bernardino Caravaca, en una de las bóvedas del puente.

El Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, inauguró la restauración del puente Mo-cho, ubicado en los términos municipales de Beas y Chiclana de Segura, con la presencia de los alcaldes Sebastián Molina y Santiago Rodríguez, y el delegado del área en Jaén, Juan Eugenio Ortega.

José Fiscal recordó que la recuperación de la estructura de este puente romano, declarado Bien de Interés Cultural, a la que se destinó una inversión de 326.000 procedentes de los fondos Feder, le correspondía a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir: “No era competencia de la Junta de Andalucía”. La reparación del puente contó con varias fases y consistió en el asegurado de la estabilidad de las cimentaciones y la consolidación de la estructura de las bóvedas y demás elementos de soporte, con la reposición y mejora de piezas de sillería.

Además, se mejoró el comportamiento hidrológico del río Guadalimar en las inmediaciones de la infraestructura, así como la desviación del cauce, sin olvidar la realización de intervenciones para la restauración en la vegetación de las zonas aledañas al puente Mocho.

Antes de la visita a las obras del propio puente, los asistentes recibieron una charla sobre la situación del Bien Cultural antes de acometerse las obras y los pasos, así como las dificultades encontradas durante los meses que se prolongó la intervención: “El plazo para la ejecución se ha reducido en varios meses. En un principio estaba pautado en diez, y finalmente se ha conseguido que se termine en tan solo seis”.

Durante la inauguración, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, afirmó que se trata de una medida de conservación del patrimonio natural y del paisaje rural y forestal con gran relevancia cultural y etnográfica para el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. “Se ha recuperado un paso clave para el ganado trashumante, que atraviesa este espacio protegido para llegar a los pastos de Sierra Morena”, destacó también Fiscal. Finalmente, el consejero añadió que la intervención contribuirá a mejorar la calidad de vida de la población de la zona y a la cohesión territorial, permitiendo el avance en la gestión sostenible de la biodiversidad y el paisaje. La ejecución del proyecto se efectuó a través de una encomienda con la Agencia de Medio Ambiente y de Agua.

Por otro lado, José Fiscal conoció el repoblado con vegetación ribereña en las inmediaciones del monumento, realizado por escolares llegados con sus profesores desde los colegios de Chiclana de Segura y Beas de Segura. Alumnos acompañados por personal de la guardería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía disfrutaron de la actividad en el campo y participaron en tareas complementarias durante la jornada en el puente Mocho.

La Junta se ofrece para mediar en la presa sileña
idcon=12659356;order=13

El Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Jo-sé Fiscal, aprovechó su presencia en la comarca para mantener un encuentro con los alcaldes representantes de los regantes, organizaciones agrarias, cooperativas y miembros de la Plataforma de la Presa de Siles, en La Puerta de Segura. El objetivo de la reunión era el ofrecimiento de la Junta de Andalucía para intentar desbloquear la situación sobre qué Administración, Central o Autonómica, tiene las competencias en la ejecución de las intervenciones. Para la Junta de Andalucía, no es su responsabilidad la de esta demarcación al tratarse de una cuenca intercomunitaria y estar reservada la competencia exclusiva al Estado. Por tanto, las actuaciones son de Interés General del Estado, y es la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir la que tiene que facilitar el uso del recurso.

Por otro lado, José Fiscal tendió la mano de la administración: “En lo que podamos contribuir, lo haremos sin ningún tipo de problema. Eso sí, cada uno en el ámbito de sus competencias”.