Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
20:44
h
URGENTE

El primer gimnasio castillero se abrirá en pocas semanas

El Ayuntamiento invierte treinta mil euros en adaptar un edificio
  • SITUACIÓN ESTRATÉGICA. Exterior del edificio municipal de Castillo de Locubín que se acondiciona para convertirlo en gimnasio.
    SITUACIÓN ESTRATÉGICA. Exterior del edificio municipal de Castillo de Locubín que se acondiciona para convertirlo en gimnasio.

Castillo de Locubín contará, en unas semanas, con el primer gimnasio de su historia, pues hasta ahora no se conocía este servicio, ni siquiera como iniciativa particular. El Ayuntamiento impulsa el proyecto. En breve concluirá la remodelación de las instalaciones que lo albergarán, la sede de una antigua cooperativa de confección, un espacio municipal “ocioso” hasta ahora. El alcalde, Cristóbal Rodríguez, subraya que el recinto se encuentra en las inmediaciones de la piscina de verano, unas dependencias complementarias con las que se permitirá generar “sinergias”.

Para la instalación del gimnasio se adapta el inmueble de dos plantas, mediante una inversión, con cargo a las arcas del Ayuntamiento, por importe de treinta mil euros. Con una superficie que ronda los quinientos metros cuadrados, la parte de arriba contará con una sala de “spinning”, dotada con veinte bicicletas estáticas más la del monitor y dos estancia para actividades como yoga o zumba, así como un aseo pequeño. En el piso inferior se prevén duchas, servicios y máquinas de cardio y de pesas. Rodríguez detalla que el equipo de Gobierno trabajar, de manera paralela a las obras, en el proceso de adjudicación. En unos días espera tener el pliego de licitación, con una duración mínima de diez años para que se amorticen los aparatos. De hecho, los planes son que el concesionario asuma los alrededor de ochenta mil euros que costaría el equipamiento.

Hasta ahora, los amantes del ejercicio físico tienen que desplazarse para hacer actividad de gimnasio, hasta Alcalá la Real o Alcaudete, lo que supone recorridar, con la vuelta, varias decenas de kilómetros. Cristóbal Rodríguez manifiesta que el servicio aparecía en los programas electorales del PP y del PSOE. Sin embargo, precisa que los populares contemplaban su instalación en el polideportivo de El Pedregal, en un espacio mucho más pequeño, pues, de acuerdo con sus datos, la superficie ronda los ciento cincuenta metros cuadrados. El alcalde añade que se trataba de una iniciativa con mucha demanda, por lo que los trabajos previos suscitan expectación, sobre todo entre los más jóvenes.