Actualizado
viernes, 16 noviembre 2018
21:54
h
URGENTE

El “maná” de la Academia

El número de alumnos crecerá hasta 1.626 en el curso de 2017
  • SERVICIO PÚBLICO. Componentes de la última promoción, en el patio de armas de la Academia de la Guardia Civil de Baeza durante la graduación.
    SERVICIO PÚBLICO. Componentes de la última promoción, en el patio de armas de la Academia de la Guardia Civil de Baeza durante la graduación.

La ciudad de Baeza estaba muy pendiente del Boletín Oficial del Estado (BOE) de ayer. La publicación exponía que en 2017 se autorizan 1.801 plazas para ingreso directo en la escala de cabos y guardias del Instituto Armado. Esto supone que, restados los 175 que se consignan para el colegio de Valdemoro (Madrid), el número de alumnos en la Academia de Baeza será de 1.626. El BOE establece que 721 puestos se reservarán a militares profesionales de tropa y marinería. En promoción interna, el Gobierno central permite 80 plazas en la escala de oficiales y 400 en la de suboficiales.

La decisión supone un incremento en comparación con la última promoción del centro baezano, cuando hubo 1.559 alumnos. La subida se cifra en el 4,2%. El curso dura 9 meses y se completa con prácticas. El crecimiento del “maná” genera alegría en el seno de la sociedad baezana, ya que confirma la tendencia ascendente de 2016. En este sentido, en el ámbito empresarial se subraya el impacto positivo, ya que, aparte de los guardias civiles que se forman, pasarán por la ciudad sus familiares y allegados, con un previsible incremento en las ventas de los comercios y en la facturación en el sector de la hostelería.

El anuncio confirma la recuperación en la actividad de la Academia de Guardias y Suboficiales de Baeza, muy mermada con la crisis económica. Los 1.559 pupilos de 2016 contrastaban con los 669 del ejercicio anterior y eran casi 4 veces más de los que hubo en 2010, uno de los peores periodos de la Academia, que se remonta a los años 80. Sin embargo, los 1.626 previstos para 2017 quedan lejos de los tiempos de esplendor. De hecho, en 2003 el entonces presidente del Ejecutivo, José María Aznar, asistió a una jura de bandera con unos 2.500 alumnos.

empleo. El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, especificó que la tasa de reposición en las Fuerzas de Seguridad se amplía en lo que califica como “una oferta sin precedentes desde hace muchos años”. A este respecto precisó que el Ministerio de Interior contará con 5.195 nuevas plazas para Policías Nacionales y Guardias Civiles, además de 740 plazas de promoción interna, lo que suma 5.937 empleos. Por ello, Sanz habla de “iniciativa histórica”. Destaca que la idea es recuperar “cuanto antes” los medios humanos perdidos en la Guardia Civil a lo largo de la crisis económica.

Añadió que se garantizará la salida de promociones de la Policía Nacional y la Benemérita “al máximo de la capacidad formativa que tiene el ministerio”, lo que permitirá “seguir ofreciendo un servicio de seguridad al nivel que exige la sociedad española”. Todo ello, manifestó, ocurre dentro de una “firme apuesta” del Gobierno por la creación de empleo y la optimización de la seguridad en la comunidad autónoma y en el conjunto de España.

“Se trata de una gran noticia para la ciudad”
idcon=12692171;order=9

La alcaldesa de Baeza, Lola Marín, expresa la satisfacción del Ayuntamiento por el aumento en la cantidad de alumnos previsto. La responsable señala: “Se trata de una gran noticia para la ciudad, ya que repercutirá de manera muy positiva en el conjunto de la economía del municipio, en particular de la hostelería y el comercio”. La dirigente socialista remarca las bondades de la decisión, más allá del aumento significativo de la tasa de reposición en el Instituto Armado, para Baeza y el conjunto de la comarca de la Loma.

Marín contextualiza el asunto después de los “años difíciles” en los que el número de alumnos que se formaban en las instalaciones del municipio Patrimonio de la Humanidad era muy exiguo, con el consiguiente impacto negativo para la economía local y el desencanto de la ciudadanía.