Actualizado
sábado, 03 diciembre 2016
19:22
h
URGENTE

El Gobierno amaga con pagar las tuberías de la Presa de Siles

El subdelegado se reunirá con la Junta para abordar una solución al proyecto
  • ATENTOS. Reunión de representantes del Gobierno y la Plataforma por el Agua de la Presa de Siles.
    ATENTOS. Reunión de representantes del Gobierno y la Plataforma por el Agua de la Presa de Siles.

El subdelegado del Gobierno en Jaén, Juan Lillo, no descarta que, finalmente, sea el Estado el que pague las conducciones de la Presa de Siles. Eso sí, puso condiciones ya que dejó claro que será preciso que la obra sea considerada de interés general y, para este trámite, la Junta deberá hacer una cesión de sus derechos y obligaciones con respecto al proyecto. Y es que el representante de Madrid en la provincia jiennense deja claro que, conforme a un informe de la Abogacía del Estado, en primera instancia, le corresponde a la Administración autonómica la construcción del sistema de tuberías para que el agua del embalse de la Sierra de Segura riegue los campos de la comarca.

“Si la Junta no tiene capacidad, no tenemos inconveniente”, aseguró Lillo en nombre de la Administración general. No obstante, también planteó la posibilidad de que el proyecto sea fruto, finalmente, de la colaboración entre la Junta y el Gobierno central. Lo que dejó claro el subdelegado es que planteará esta posibilidad a la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Ana Cobo. Esta, según Europa Press, se mostró partidaria de mantener un encuentro, aunque insistió en que las competencias son del Estado y que, por tanto, las obras deben correr a cargo del Ejecutivo central. “Da la sensación de que lo están dilatando en el tiempo para, al final, aparecer como salvadores y decir que asumirán las obras”, reflexionó Cobo, que recordó que, conforme a la Ley de Aguas, y al tratarse de una cuenta intercomunitaria, no hay discusión alguna sobre la competencia de la construcción del sistema de riego. Lillo, al interpretar la norma, dice exactamente lo contrario, aunque sí es cierto que, ante una comisión en la que había regantes y alcaldes de la comarca segureña, abrió la puerta a otro tipo de soluciones. El portavoz de la Plataforma, Jesús Cózar, consideró la reunión “fructífera y productiva” y, de hecho, confió en que el diálogo entre las dos administraciones dará resultados, incluso, en un plazo no demasiado largo. Si no, como lamentó, sería preciso emprender un proceso por lo Contencioso-Administrativo que consideró que es mejor evitar.

Otra de las cuestiones que abordaron los participantes en la reunión en la Subdelegación fue la dotación para el regadío y, en esta línea, tras sentarse con el subdelegado, el representante de la comisión consideró que es más factible que, en lugar de ampliar la capacidad de riego de la presa, es más fácil tratar de rebajar la cantidad de agua que recibe cada hectárea y que, de esta forma, crezca la superficie de tierra de cultivo a la que se abastece. Esta posibilidad implicaría que se pasaran, en el escenario más generoso, de 3.500 a 7.000 hectáreas. La plataforma, en la que están los ayuntamientos de Siles y Orcera, anuncia que no bajará la presión para que la Presa de Siles, que costó 53 millones de euros, sirva para su fin, que es saciar la sed de los campos de Segura.