Actualizado
miércoles, 12 diciembre 2018
23:20
h
URGENTE

El festival de la moto de Begíjar se “muda” por falta de inversión

Los organizadores dicen que mueve medio millón de euros en la comarca
Ver comentarios
|
10/11/2017
  • BEGÍJAR. La última edición del Festival de Motonavo reunió a unos 5.000 aficionados a principios de abril.
    BEGÍJAR. La última edición del Festival de Motonavo reunió a unos 5.000 aficionados a principios de abril.

La cancelación planeaba desde finales de octubre, tras la reunión de los organizadores y el Ayuntamiento de Begíjar. No había entendimiento sobre las cuentas y, tras el pleno celebrado este miércoles, la decisión del Club Deportivo Motonavo de cambiar de ubicación para su edición de 2018 se hizo efectiva. El festival, que los especialistas sitúan entre los cinco más importantes de España y que reunió a principios de abril a 5.000 aficionados en la comarca de La Loma, busca ahora una nueva sede donde “arrancar otra etapa”. Barajan Úbeda, Baeza, Linares e, incluso, la capital. Hasta algunos de estos lugares se llevarían, como explican desde el colectivo, el “medio millón” de euros que mueve en la comarca la celebración del festival.

Entre los argumentos que se esgrimen de uno y otro lado está que Begíjar no dispone de la infraestructura necesaria para albergar una cita de la envergadura que ya tiene. Lo apuntan los organizadores y lo repite el alcalde, Damián Martínez. “Desde el club se trabaja para poder materializar el conjunto de eventos que componen el festival en una ciudad que esté preparada para albergar un evento que por su propia envergadura ‘no cabe’ en su localidad de origen. Se estudiará la posibilidad de realizarlo en una ciudad que esté preparada para acogerlo en plenas facultades en los ámbitos de hostelería, escenarios y hospedaje”, dice la organización. “Begíjar, como tal, no tiene una infraestructura tan grande para acoger a esa cantidad de gente que venía”, dice el alcalde. Pero ese no es el mayor problema, sí el del presupuesto, más después del cambio de gobierno tras la moción de censura del pasado agosto del PP al alcalde socialista Andrés Gárate: “Desde el propio Ayuntamiento nos comunicaban el 26 de octubre una importante reducción en las partidas presupuestarias con las que sería imposible mantener el Festival de la Moto en su actual formato, tanto en condiciones óptimas de seguridad, como ejecución, coordinación y desarrollo de las actividades”.

“La organización ha decidido no aceptar las condiciones que sí aceptaban con otra Corporación”, explica Damián Martínez. “Pusimos sobre la mesa el mismo dinero que se daba —17.000 euros—, pero no podemos adelantar lo que da la Diputación —otros 10.000—”, dice. “No sabemos si lo dará. De hecho, todavía no se ha recibido el de la pasada edición. No nos podemos meter en 30.000 euros”, añade. Y recuerda que el portavoz de los diputados del PP, Miguel Contreras, preguntó en el último pleno de la Diputación si el apoyo de la Administración Provincial —gobernada por el PSOE— continuaría en la siguientes ediciones y no tuvo respuesta. Otro de los puntos en los que no hay acuerdo es que se cobre entrada para los espectáculos. Esta era otra forma de completar el presupuesto, además de la inversión pública y los patrocinadores privados. Para la próxima edición —que se celebraría a principios de marzo—, el Ayuntamiento pedía que no se cobrara entrada, al menos, a los vecinos de Begíjar, como se hacía en las primeras ediciones. Para la organización, es inviable. “Ha sido difícil para nosotros aceptar esta nueva situación y tomar esta decisión. Pero en última instancia, motivados por la inestabilidad política y presupuestaria de Begíjar, creemos que es la decisión mas sana para no deteriorar la relación entre el club y el Ayuntamiento con conflictos infructuosos o polémicas baladíes”, dice el club.