Actualizado
miércoles, 22 mayo 2019
21:34
h
URGENTE

El comienzo de unas fiestas conocidas en toda Mágina

Todo el municipio rinde homenaje a su patrón, el Cristo de la Columna, venerado por cuidar de las cosechas

El verano llega a su fin, una época de absoluto trasiego en Torres. Pese a la enorme cantidad de actividades y ofertas de este municipio jiennense durante los pasados meses estivales, en septiembre llega al calendario torreño una fecha muy particular y especial: la de sus fiestas patronales en honor de Nuestro Padre Jesús de la Columna. Hay que trasladarse hasta el siglo XVI para indagar en la fiesta grande del municipio, aunque en aquel tiempo se denominaba Fiesta de los Mozos y se celebraba en honor de la Virgen de la Cabeza.

Sin embargo, hace ya mucho tiempo que, cada 21 de septiembre, se celebra la fiesta mayor de Torres en honor de la imagen procesional de Jesús de la Columna. La veneración que recibía esta imagen era tal que en el siglo XVIII era incluso propietaria de 51 olivas y una casa que procedían de las donaciones de los devotos en agradecimiento por los favores recibidos. Actualmente, los comentarios son muy parecidos a los de antaño. Y es que el patrón de Torres vela por las cosechas del olivar de todos los vecinos, por lo que todo el municipio le rinde homenaje en este primer día de fiesta grande. Como no podía ser de otra manera, el origen del fervor y de las posteriores fiestas en su nombre proceden de una leyenda milagrosa. Concretamente, esta comenzaba con los sueños de una mujer en los que veía una imagen del Santo Cristo oculta en las bóvedas de la iglesia parroquial. Tras comunicar su visión, las autoridades de la época pudieron comprobar que, en efecto, el sueño se convertía en realidad. Este hecho milagroso corrió de boca en boca y promovió esa veneración.

El repicar de las campanas del templo, ubicado en uno de los puntos más altos del municipio, donde el paisaje del Parque Natural de Sierra Mágina es un verdadero regalo para la vista, fue el primer reclamo para que los vecinos de Torres, arreglados debidamente para la ocasión, acudieran a la iglesia parroquial para la celebración de la eucaristía en honor del Cristo de la Columna. Con la capilla prácticamente llena y la Asociación Musical Cultural “Pila Pellenda” aguardando a sus puertas, los vítores de los fieles y los aplausos dieron por finalizada la celebración. Con el sol brillando en lo más alto, cerca de las 13:00 horas, el patrón de Torres hizo su aparición por las puertas del templo. El trono de madera, adornado únicamente con flores y cuatro cirios en las esquinas, es portado con ruedas para superar los grandes desniveles de las numerosas calles en pendiente del municipio. El calor hizo aún más meritoria la tarea de los hombres, mujeres y jóvenes que empujaban el trono durante el recorrido procesional.

Una cámara de Diario JAÉN acompañó a los vecinos de Torres durante toda la procesión para ofrecer la retransmisión de la fiesta en directo. Durante todo el recorrido, un séquito de devotos siguieron a la imagen hasta llevarla de vuelta a la iglesia parroquial. Todo esfuerzo tiene su recompensa y, tras la celebración religiosa, parte del pueblo se reunió en la carpa municipal situada en el parque del ferial para disfrutar en comunidad de una gran paella preparada para todos los vecinos por cortesía del Ayuntamiento.

El alcalde de Torres, Diego Montesinos, recalcó el gran verano vivido en el municipio jiennense, con los Cursos de Verano en la Universidad de Jaén a la cabeza, y manifestó su deseo de que estas fiestas en honor de Nuestro Padre Jesús de la Columna sean el mejor culmen a unos meses de lo más completos. El fin de semana no ha hecho más que comenzar para los habitantes de Torres, que hoy disfrutarán de su tradicional suelta de vaquillas y festejos taurinos. Además, la caseta municipal estará, este año, también muy enfocada para la gente joven, con entrada gratuita para los menores de 30 años y música durante toda la noche hasta altas horas de la madrugada.