Actualizado
miércoles, 14 noviembre 2018
11:59
h
URGENTE

Dos valiosas especies botánicas, en Sierra Mágina

La Jurinea fontqueri y la Crepis granatensis están en peligro de extinción
Ver comentarios

La riqueza del Parque Natural de Sierra Mágina se manifiesta, en el mes de julio, a través de uno de sus exponentes con la floración de dos verdaderas joyas botánicas escondidas: La Jurinea fontqueri y la Crepis granatensis. Con cierto retraso este año por las excepcionales condiciones meteorológicas, se produce el florecimiento de estas especies que se encuentran en peligro de extinción, según el Decreto 23/2012, de 14 de febrero, por el que se regula la conservación y el uso sostenible de la flora y la fauna silvestres y sus hábitats en Andalucía.

Estas especies viven en canchales y pedregales de montaña, denominadas gleras o rastras. Su hábitat es muy frágil y el paso de senderistas hace que las piedras que conforman la glera o rastra se desplacen, arrancando en muchos casos la parte aérea de la planta. Por esta razón, desde la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio se hace un llamamiento para evitar andar a través de estos espacios, puesto que además de resultar muy incómodo y peligroso, se puede provocar un gran impacto en las escasas localizaciones de estas valiosas especies.

-Cabe destacar que la Jurinea fontqueri solo existe dentro del Parque Natural de Sierra Mágina. De hecho, se trata de un paleoendemismo que probablemente ocupó extensiones mayores de terreno, quedando poco a poco refugiada en un área reducida de este enclave. No obstante, en aras de la conservación de esta especie y para que pueda ser contemplada en otros espacios de la provincia jiennense, se incluyeron algunos individuos que están teniendo una espectacular floración y fructificación en el Jardín Botánico de la Torre del Vinagre, en Coto Ríos, en pleno Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas.

Este paraje natural acoge una representación de la flora y la vegetación del sector Subbético. De este modo, abarca las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, Sierra Mágina, Sierra de la Pandera, las Sierras granadinas de Harana, Castril, Huétor y la Sagra y las Sierras Subbéticas de Córdoba, claves para el desarrollo sostenible de la flora y la fauna de la comunidad andaluza.