Actualizado
lunes, 17 diciembre 2018
12:49
h
URGENTE

Demostrando calidad en el aceite de la ciudad de Peña

PREMIO Martos
Ver comentarios
|
20/02/2017

Satisfechos y recompensados por el trabajo y el esfuerzo que supone mantener la calidad y el reconocimiento a nivel nacional e internacional. Así se sienten desde la cooperativa San Amador, según explica su presidente, Eduardo Chamorro, ante el reconocimiento propuesto por el Ayuntamiento de Martos a una de sus marcas, Tuccioliva. “Comenzamos a trabajarla en 2007, a través de un proyecto para buscar la calidad y un aceite de excelencia. A raíz de hacer este oro líquido temprano, al año siguiente ganamos el premio ‘Jaén Selección’, que nos dio impulso y a conocer en el sector, en el que cada vez obtuvimos más reconocimientos”, afirma Chamorro. También este año Tuccioliva se sitúa como uno de los ocho mejores Aoves de la provincia: “Poco a poco hemos ido mejorando y ampliando la producción. Así, estamos presentes en muchas tiendas gourmet de España y en grandes superficies comerciales. También en el extranjero, ya que con esta marca hemos llegado a Inglaterra, Estados Unidos, Japón o China, y nuestra intención es la de abrir mercado a más nivel”. En este sentido, puntualiza que la provincia siempre ha contado con buenos aceites, pero que, quizás, el picual ha estado abandonado durante un tiempo. “Nosotros fuimos de las primeras empresas en trabajar la recolección temprana, que ahora realizan muchas otras firmas, y eso es bueno para la provincia y para el sector”, reconoce el presidente de la cooperativa San Amador de Martos.

La idea por la que se puso en marcha la producción de este aceite era la de vender el resto de la producción envasada con la que contaba la cooperativa, que en la actualidad tiene 730 socios y un total de 2.800 hectáreas: “Hasta un millón de kilos hemos llegado a envasar”.

A la marca Tuccioliva se suma la que han tenido desde sus inicios, en la década de los sesenta, “Peña de Martos”, mientras que este año han lanzado como novedad “Vitae Esentia”, en el estilo del aceite verde pero con la selección de unos lotes especiales para intentar sacar “lo mejor de lo mejor”. Así, en la actualidad, han probado con un número limitado a la espera de conocer el resultado de la nueva marca.

“Hasta el momento, todos los éxitos de la cooperativa se deben al equipo humano, a socios y trabajadores. Todos estamos a una en intentar que los aceites de Martos se reconozcan como aceites de calidad, porque hace unos años se hablaba de la ciudad de la Peña como el máximo productor, ahora creo que Baeza, y siempre se ha ligado esa idea a mucha cantidad, pero a una calidad regular. Ahora, con estos aceites tempranos demostramos la calidad”.