Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
20:54
h
URGENTE

Controversia vecinal por los trabajos en “Ramón Millán”

Protestas de comerciantes y taxistas en Villanueva del Arzobispo
  • INTERVENCIÓN. Estado que presenta la zona de la calle Ramón Millán, en Villanueva del Arzobispo, con motivo de las obras para lograr su rehabilitación.
    INTERVENCIÓN. Estado que presenta la zona de la calle Ramón Millán, en Villanueva del Arzobispo, con motivo de las obras para lograr su rehabilitación.

Dice el refrán que nunca llueve a gusto de todos y eso es, precisamente, lo que ocurre en Villanueva del Arzobispo en torno a las obras de rehabilitación de la calle Ramón Millán. Estos trabajos de mejora, que comenzaron su ejecución hace ya varios meses, provocan una división de opiniones entre vecinos del municipio villanovense. Y es que el colectivo de taxistas del pueblo, junto con varios comerciantes de esta céntrica zona, consideran que se ven “afectados” por el desarrollo de los mismos, de ahí que muestren su malestar por esta intervención impulsada desde el Ayuntamiento. Tanto es así, que han convocado una concentración “pacífica” para mañana, a partir de las 11:00 horas, en la Plaza Mayor. El objetivo de la movilización no es otro que visibilizar su “enfado”, ocasionado por diferentes motivos.

Porque hay varios frentes abiertos sobre esta cuestión en Villanueva del Arzobispo. Por un lado, el de algunos comerciantes, quienes manifiestan que desde el inicio de las obras han visto reducido su volumen de ventas, con la consiguiente pérdida de ingresos económicos. Así lo señala María José Donaire, una de las afectadas. Esta vecina regenta un estanco y lamenta las “pérdidas” sufridas tanto en su negocio como en otros establecimientos. “Creemos que las obras se están alargando demasiado y eso nos provoca pérdidas porque la gente ya no acude tanto a la zona. Las personas mayores tienen dificultades para acceder. Además, han quitado la zona de aparcamientos y muchos clientes no pueden ir en coche. Nuestro malestar no va contra el alcalde ni el Ayuntamiento, pero sí estamos descontentos con la mala ejecución de las obras”, dijo.

De otro lado se encuentra el colectivo de taxistas, ya que las obras en “Ramón Millán” forman parte de un proyecto urbanístico que contempla el cambio de ubicación de la parada de taxis que hay en la citada calle. “Esa parada lleva casi noventa años enclavada en el centro del pueblo y ese plan de remodelación, al cual no nos oponemos, dice que la parada no está bien ahí. En ese espacio cabían los cinco taxis y no queremos que deje de ser lo que ha sido siempre porque los clientes ya están habituados a ese lugar”, indicó Bernardo Morcillo, representante del gremio local de taxistas. Así, la movilización de mañana se sustenta, según Morcillo, sobre varios pilares, como “la mala gestión y planificación de las obras, que la parada de taxi vuelva a su sitio y que no se destruyan más espacios públicos”.

A esta polémica situación también se suma el PSOE de Villanueva del Arzobispo. La formación política mostró, a través de un comunicado, su “absoluto respaldo a las quejas y reivindicaciones de comerciantes y vecinos afectados por las obras interminables del centro”. Por esa razón, los socialistas anunciaron que preguntarán al alcalde del municipio, en el próximo pleno, “por su desastrosa planificación, su falta de previsión, su nefasta gestión y su intolerable política de desinformación” sobre este asunto.

“El alcalde solo ha recibido a los afectados cuando se enteró de que habían pedido autorización para manifestarse. Por lo tanto, lo hizo tarde, pero es que además lo hizo mal, porque fue incapaz de darles ni una sola solución viable”, subrayó el concejal y secretario local del PSOE, Gabriel Fajardo. El edil calificó de “surrealista” que una intervención en una calle de apenas sesenta metros pueda prolongarse durante casi un año y tildó de “inadmisible” que el tripartito “no se haya tomado en serio este asunto”.

El alcalde defiende la “necesidad” de las obras y su gestión en este asunto

El alcalde de Villanueva del Arzobispo, Jorge Martínez, defiende su gestión en torno a las obras de rehabilitación de la calle Ramón Millán, una intervención que, además, considera “necesarias”. “Estos trabajos forman parte de un proyecto de reestructuración y embellecimiento del conjunto histórico de Villanueva. Hay edificios emblemáticos catalogados como bienes patrimoniales que estaban siendo tapados por la marquesina de la parada de taxis y la zona de aparcamientos, de tal manera que se creaba un impacto visual allí”, dijo el dirigente. “La parada se va a trasladar apenas unos metros de donde estaba su actual ubicación”, agregó.

Sobre el malestar de los comerciantes, el regidor admitió que lo entiende, aunque, según sus palabras, “se ha hecho todo lo posible para no cortar el tráfico de golpe”. “Es verdad que las obras se han alargado más de la cuenta, pero no depende de nosotros, ya que vienen de fondos del PFEA. Además, se han hecho por fases para tratar de no perjudicar”, explicó. Pese a todo, Martínez ve la manifestación como un “sinsentido”. “Solo se han reunido una vez conmigo, sin tener legitimidad, para tratar este asunto a pesar de que he tratado de propiciar encuentros”, añadió.