Actualizado
domingo, 24 septiembre 2017
11:01
h
URGENTE

Confederación insta a los agricultores de Siles a que soliciten el riego

El desembalse, a la espera de peticiones de la plataforma
Ver comentarios
|
23/05/2017
  • MALESTAR. La presa de Siles, en una imagen de archivo.
    MALESTAR. La presa de Siles, en una imagen de archivo.

Indignación como consecuencia de que ningún agricultor haya solicitado concesiones para el riego extraordinario de la presa de Siles. Mientras la plataforma de agricultores critica la “ausencia total de información” sobre su próximo vaciado, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir lamenta que, a pesar de que junto con la Subdelegación del Gobierno de Jaén ha puesto a disposición de los regantes el agua de la presa, en su fase de vaciado ningún regante ha pedido la solicitud pertinente para beneficiarse de esta medida excepcional, según aseguran fuentes de la Subdelegación.

Desde la Administración central no entienden “el enfado” de los agricultores, cuando ni siquiera se han dignado a pedir la concesión, que le permitiría acceder al riego extraordinario. Como consecuencia de la ausencia de peticiones, el organismo de cuenca mantiene paralizado el Plan de Desembalse acordado con el Ministerio de Agricultura, de modo que se encuentra en reserva unos siete kilómetros cúbicos de agua. La Confederación informa de que está a la espera de solicitudes. Sin embargo, indica que el riego tiene que comenzar ya, de forma que se pueda desembalsar el agua en un mes o durante todo el verano. Esta medida extraordinaria fue anunciada por la subdelegada del Gobierno en Jaén, Francisca Molina, hace apenas dos meses. Aseguró que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir atendería solicitudes de riego mientras se produce el vaciado de la presa para así aprovechar los recursos embalsados. “La presa acaba de realizar su fase de llenado y ahora se encuentra en la etapa de vaciado, prueba que se desarrolla para comprobar que esta obra hidráulica se encuentra en condiciones óptimas para su puesta en servicio”, indicó Molina, que agregó que pretenden que el vaciado de la presa coincida con la campaña de riego para paliar los efectos de la meteorología. Sin embargo, fuentes de la Subdelegación aseguran que, pese a que se han puesto todos los medios para que los agricultores aprovechasen el agua, ninguno de ellos, por el momento, ha solicitado la medida.

Los regantes piden que no se demore la construcción de las canalizaciones

El riego extraordinario anunciado por la Subdelegación ya causó escepticismo entre los agricultores de la comarca de la Sierra de Segura. Según indicaron comunidades de regantes como la de Orcera, la mayoría de los agricultores no podrán llevar a cabo estos riegos, porque no disponen de las infraestructuras necesarias. “Esto no es otra cosa que marear la perdiz. Si se trata de algo temporal, cómo vamos a coger agua del río y llevarla hasta los olivares si no contamos de canalizaciones. La medida no nos sirve de nada”, criticó Javier Zorrilla, quien añadió que lo que solicitan es que se pongan de acuerdo y se declaren las obras de las canalizaciones de interés general y ejecutarla. “Están jugando con nuestro futuro y el de nuestros hijos. Aquí vivimos del olivar y es una infraestructura que necesitamos”, comentó Zorrilla. Igualmente, el portavoz de la plataforma, Jesús Cózar, indicó que la mayoría de los regantes no podrían acogerse a la medida excepcional, porque no disponen de las instalaciones necesarias. Cózar criticó la ausencia total de información sobre el vaciado técnico. “No sabemos cuándo se llevará a cabo, durante cuánto tiempo será, cuántos metros cúbicos por hectárea se van a conceder, cómo lo van a hacer, nada de nada”, dijo Jesús Cózar.

detalles

iniciativa. El portavoz de la plataforma recordó que la presa de Siles fue un proyecto que se gestó como solución para una comarca “deprimida” y que su principal fin era abastecer de agua a la agricultura y ganadería de la zona. La plataforma rechaza por “insuficiente” que la previsión de riego de la presa sea la de 3.500 hectáreas y 6,19 hectómetros cúbicos al año.

peticiones. Desde la plataforma se aboga por ampliar el número de hectómetros cúbicos a una cantidad que se sitúe entre 12 y 15 hectómetros cúbicos porque ello permitiría ampliar el número de hectáreas regables, algo a lo que podría ayudar también reducir los 1.750 metros cúbicos por hectárea a una cifra que rondara los 1.300 metros cúbicos.

competencias. “Vamos ya para dos años con una presa construida y sin poder ponerla en servicio porque no hay conducciones y lo que es peor, ni el Gobierno central ni la Junta de Andalucía se ponen de acuerdo para ver a quién le corresponde ejecutar dicha obra”, indicó Cózar.