Actualizado
viernes, 19 octubre 2018
18:49
h
URGENTE

“Colonos” para Guarrizas

Olavide y Ofelia son dos hembras de lince introducidas en Vilches
Ver comentarios
|
15/02/2018
  • REINTRODUCCIÓN. Juan Eugenio Ortega, José Fiscal y Reyes, entre alcaldes y concejales de la comarca, liberan al lince Ofelia en el área de Guarrizas, en Vilches.
    REINTRODUCCIÓN. Juan Eugenio Ortega, José Fiscal y Reyes, entre alcaldes y concejales de la comarca, liberan al lince Ofelia en el área de Guarrizas, en Vilches.

Fue el territorio elegido hace ahora ya 250 años para crear las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena. Hoy, este lugar es también el espacio perfecto para que la población de lince siga creciendo. Los ejemplares nacidos en centros de cría son los nuevos “colonos”. Desde ayer, dos más han hecho del área de Guarrizas, en Vilches, su casa. Son dos hembras, Ofelia y Olavide, precisamente esta última en homenaje al intendente que dio forma al gran proyecto de Carlos III.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, participó en la liberación al medio natural de dos ejemplares de lince ibérico en el paraje del Guarrizas, perteneciente al término municipal de Vilches, procedentes del centro de cría en cautividad de Silves (Portugal). En concreto, se liberaron dos hembras denominadas Ofelia y Olavide, de poco más de un año de edad, según precisó el director del proyecto Life Iberlince, Miguel Ángel Simón. Este significativo acto contó también con la presencia del presidente de la Diputación Provincial, Francisco Reyes; el delegado territorial de Medio Ambiente, Juan Eugenio Ortega; la delegada territorial del Gobierno, Ana Cobo; varios alcaldes de la comarca norte y escolares de quinto y sexto de Primaria del colegio Carlos III de Santa Elena, que fueron los encargados de poner nombre al lince Olavide. “Estamos muy satisfechos con la evolución del programa Iberlince ya que con el censo en torno al noventa por ciento, el número de ejemplares en la Península Ibérica alcanza los 550 y, en Andalucía, más de 400, cifras que nos hacen ser optimistas por parte de la Junta, más si se tiene en cuenta que cuando se iniciaron los proyectos de recuperación del lince ibérico en el año 2002, la población no llegaba al centenar, en concreto 94 ejemplares”, resaltó Fiscal. “Esa cifra se ha multiplicado por cinco y a pesar de las amenazas que se siguen cerniendo sobre la especie, la evolución es muy importante”, matizó.

“Hace dos años, esta especie dejó de estar en peligro crítico de extinción, aunque continúa ese peligro y, por eso, es necesario seguir haciendo un esfuerzo grande para evitar las amenazas de extinción, como los atropellos. Por ello se está haciendo un trabajo muy destacado también como es la eliminación de puntos negros en las carreteras de Andalucía”, concretó el consejero. Este año en Andalucía se van a liberar en torno a la decena de linces ibéricos, y en el resto de las comunidades españolas una cantidad superior. Por su parte, Reyes, que asistió y participó, por primera vez, en una suelta de linces, expresó que “es una experiencia singular” y dijo que el lince “es un argumento más para venir a la provincia de Jaén. Recordó que la Administración provincial trabaja con la Consejería de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Andújar para habilitar un espacio, junto a la Autovía A-4, para que los viajeros que transitan por esta importante vía se puedan parar a ver en directo linces que ya no sirven para la cría.

Escolares de Santa Elena bautizan a un ejemplar
idcon=13183653;order=9

Serán cuatro los ejemplares de lince que se liberarán en el área de reintroducción del Guarrizas en 2018, cuatro ejemplares de lince ibérico, dos hembras y dos machos, que han sido seleccionados genéticamente de entre los nacidos en cautividad para poder enriquecer la variabilidad genética de esta zona. Pero en esta primera suelta hubo unos invitados muy especiales: escolares de quinto y sexto de Primaria del colegio Carlos III de Santa Elena. Ellos “bautizaron” al lince “Olavide”, nombre elegido en homenaje a Pablo de Olavide, en coincidencia con el 250 aniversario de la promulgación del Fuero de las Nuevas Poblaciones. Fue dentro de la campaña de Iberlince “Bautiza a un lince”, iniciativa con la que se pretende hacer partícipe a la ciudadanía, en este caso a los escolares, de un proyecto de conservación, en el que es esencial la implicación y concienciación de los ciudadanos.