Actualizado
miércoles, 19 septiembre 2018
10:02
h
URGENTE

Cita con las reses muy presentes

Los encierros vuelven a protagonizar el fin de las celebraciones de Pontones

El núcleo serrano de Pontones cerró sus fiestas como las había comenzado, con las reses muy presentes. El domingo se celebró el tercer y último encierro, protagonizado por astados bravos de la ganadería de los herederos de Antonio Fernández, “El Zorro”. Los toros atrajeron, una vez más, la atención del público y de los mozos más atrevidos, que osaron poner a prueba su agilidad y valentía. Al término del recorrido llegó el momento para reponer fuerzas. Desde las dos de la tarde hubo una degustación de tapas variadas amenizada con música. Finalmente, a partir de las seis de la tarde se lidiaron los cornúpetas en la plaza. Una verbena con el grupo Cristal y un pinchadiscos cerraron el programa.

Las fiestas pontoneras tienen una estructura original. El primer día, el miércoles, estuvo copado por propuestas de ocio. No faltaron la degustación del producto estrella de Santiago-Pontones, el cordero segureño, un torneo de bolos autóctonos, juegos de agua y la actuación de DJ César. El segundo día, la devoción fue el epicentro de los contenidos. Se vivió la romería en honor de la patrona, la Virgen del Rosario. La imagen fue agasajada, incluso, con bailes típicos. Tras los juegos infantiles de “Diverocio”, por la noche se sucedieron las actuaciones musicales. El viernes, el sábado y el domingo, el foco de atención estuvo en los toros —auténtica seña de identidad de las fiestas—, con encierros matinales y corridas vespertinas. Ambas citas estuvieron jalonadas de variados contenidos entre los que se programaron fiestas de la espuma y actuaciones musicales. En el primer tramo de las celebraciones de Pontones, la inestabilidad atmosférica se dejó sentir, en particular el viernes. Las precipitaciones ayudaron a refrescar las temperaturas asfixiantes de las jornadas previas.