Actualizado
jueves, 15 noviembre 2018
19:57
h
URGENTE

Cisma de las vaquillas en Begíjar

El equipo de Gobierno se divide en el pleno al votar sobre la suelta de reses
  • FIESTAS DE SANTIAGO. Vaquilla que sufrió la rotura de un pitón después de ser soltada por las calles begijenses.
    FIESTAS DE SANTIAGO. Vaquilla que sufrió la rotura de un pitón después de ser soltada por las calles begijenses.

La controversia está servida en Begíjar. Un asunto, en principio, menor, la decisión sobre si debería haber suelta de vaquillas en la feria de septiembre hizo que el equipo municipal de Gobierno del PP perdiera una votación en el pleno municipal. Hubo siete ediles en contra de la medida y cuatro a favor, de manera que la iniciativa queda descartada. Lo llamativo es que a quienes se pronunciaron en contra, los tres concejales del PSOE, el de IU, la del PA y el no adscrito y a ellos se unió el responsable de Festejos, Francisco Mendoza, del Partido Popular.

Tanto Mendoza, como el alcalde, el también popular Damián Martínez restan importancia al asunto. El encargado de Festejos asevera que uno tenía la opción de votar libremente, de manera que sus compañeros lo respetaron. En su opinión, la suelta de vaquillas no era algo que la mayoría de la población quisiera implantar, sino que respondía a la petición de un grupo de gente. “Estamos superunidos y muy bien”, afirma, quien deja claro que es un asunto puntual que no servirá de precedente para futuras votaciones. Mientras, Martínez detalla que cuando se hizo la suelta en las fiestas de julio se pretendía “implantar una tradición”, pero un “accidente” —una vaquilla resultó con un cuerno roto— “dio lugar a insultos hacia el pueblo”. Por ello, asegura que la gente quería que la iniciativa se retomara en septiembre. Señala que sus convecinos están indignados por los “insultos, las descalificaciones y los improperios” vertidos en las redes sociales. Precisa que Francisco Mendoza sí apoyó que hubiera vaquillas en julio. Además, garantiza que en cuestiones de consenso el equipo de Gobierno votará al unísono. “No hay nada de división ni de polémica”, apunta, antes de subrayar que Mendoza dio las gracias en el pleno del pasado viernes por la tolerancia exhibida por sus compañeros.

La visión del socialista Andrés Gárate, alcalde hasta agosto del año pasado y líder de la oposición, es muy diferente. Asegura que el grupo socialista es el único coherente, pues antes y ahora se situó en contra, mientras que Mendoza y otros partidos han cambiado de parecer. Destaca que se opone a esta práctica “porque no hay tradición ni el pueblo lo demanda”. En clave política, Gárate admite su sorpresa por el voto en contra del concejal de Festejos, después de que, el 1 de septiembre, Damián Martínez “alardeara” de que iba a haber suelta de reses. “No había consultado la decisión. Esto evidencia la poca comunicación en el seno del equipo de Gobierno”, manifiesta el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento. Por otro lado, asevera que pese a que dijo en el pleno del pasado viernes que iba a dar explicaciones sobre su postura, al final Francisco Mendoza no lo hizo. De este edil, que varió el sentido de su voto, resalta que, a raíz de la polémica de julio, lo pasó mal y que él lo ha defendido y está en contra de los insultos y las “críticas injustas” que recibió. En su opinión, la conducta del representante del Partido Popular es “coherente”.

Damián Martínez no se queda callado, ni mucho menos. En relación con la cuestión de las vaquillas, denuncia que Gárate, “recién entrado” en julio de 2015, hizo un “Grand Prix” y no lo revocó a pesar de que la iniciativa había sido preparada por el anterior equipo municipal del PP. Sobre la polémica surgida en julio a raíz de la rotura del pitón de una res asevera: “Él encendió la mecha de todo este tipo de temas. Tiró la piedra y después escondió la mano, con unas publicaciones, entre las primeras que hubo en las que decía que le daba vergüenza”.

una imagen que generó controversia

La imagen, tomada durante las fiestas de Santiago, de una vaquilla ensangrentada después de sufrir la rotura de un cuerno generó una fuerte polémica dentro y fuera del municipio. A través de las redes sociales se generaron numerosos comentarios, muchos de ellos referentes al supuesto episodio de maltrato. El animal —el segundo que se soltaba durante la jornada— se partió el pitón contra un poste metálico.