Actualizado
lunes, 27 mayo 2019
14:02
h
URGENTE

Celebración para presumir de la cultura oleícola de Sierra Mágina

Huelma vive la vigésimo edición de la fiesta de la Denominación de Origen
Ver comentarios

La Denominación de Origen Sierra Mágina es una potencia oleícola que trasciende las fronteras de Jaén. El consejo regulador de la Denominación, reconocido en 1995, ampara una superficie de 60.000 hectáreas de olivar, con unos 13.000 olivareros censados, en 15 términos municipales y 55 marcas de aceite de oliva 100% virgen extra merecedoras de múltiples reconocimientos desde hace años. Como fórmula para potenciar esta importancia, la entidad promueve la Fiesta del Olivar y el Aceite de Oliva Virgen Extra de Sierra Mágina, una convocatoria anual itinerante. En 2019, la vigésima edición se celebró en la cooperativa San Isidro, situada en el municipio de Huelma.

El encuentro resultó multitudinario, con la presencia de cientos de productores de varios municipios. Destacó la presencia institucional. Aparte de varios alcaldes, entre ellos, el anfitrión, Francisco Ruiz, participaron la subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño; la delegada de Agricultura, Soledad Aranda, y el diputado de Promoción y Turismo y vicepresidente segundo de la Diputación, Manuel Fernández Palomino, sin olvidar al presidente del consejo regulador, Salvador Contreras, y la presidenta de la cooperativa, Carmen López. También formaron parte de la mesa Antonio Justicia, secretario de la Sociedad Agraria de Transformación La Concepción, de Huelma, y Fernando Valenzuela, de la cooperativa San Juan Bautista, de Solera.

Tras la introducción, en la que intervinieron el Ruiz y Contreras, quienes destacaron la importancia y la utilidad de la celebración, hubo una conferencia de José Juan Gaforio sobre el picual y la salud. El profesor titular de la Universidad de Jaén reflexionó sobre las múltiples bondades del virgen extra y sobre los pioneros proyectos de investigación en los que participa la UJA.

Después de la proyección de dos vídeos promocionales, hubo tiempo para la entrega de galardones. Primero se entregaron los del certamen infantil de murales con recetas, en el que se distinguió a Adrián Ruano, Eva Cano y Miguel García, alumnos del colegio Virgen de la Fuensanta. La cooperativa San Isidro reconoció por su dilatada trayectoria en la entidad a los socios Remigio Guzmán, Lorenzo Quesada, Diego Vico, Diego Lirio y Encarnación García.

Posteriormente llegó la parte central, los premios de la fiesta. Los Alcuza fueron para Oro de Cánava, de la cooperativa Nuestra Señora de los Remedios, de Jimena; Dominus, de Monva S. L., de Mancha Real, y Santuario de Mágina, de la cooperativa San Isidro Labrador, de Huelma. Las distinciones Lechuza, en la modalidad de bodegas grandes recayó en la cooperativa Santísimo Cristo de la Misericordia, que envasa sus aceites con la marca La Quinta Esencia. El primer accésit fue a parar a la Santa Isabel, de Torres, con su marca Señorío de Camarasa y el segundo, a la Nuestra Señora de la Asunción, de Albanchez de Mágina. En cuanto a la modalidad de bodegas pequeñas, inferiores a 800.000 kilos, la premiada fue para la cooperativa Trujal de Mágina, de Cambil, que embotella con la marca Verde Salud. El primer accésit se entregó a Monva S. L., cuyas marcas son Dominus y Valle Mágina. Hubo un segundo accésit para la cooperativa San Francisco, de Albanchez de Mágina, que comercializa con las marcas Aznaitín y Reino de Jaén. El galardón Pregonero a la mayor comercialización de virgen extra con el sello de la denominación Sierra Mágina lo obtuvo Monva. En los reconocimientos de entidades inscritas en el consejo, la sociedad La Concepción, distinguió, a título póstumo, a Juan de Dios Guzmán Justicia.

En los discursos del tramo final, Soledad Aranda recalcó la necesidad de apostar por la calidad y anunció campañas específicas de promoción del aceite por parte de la Junta. Manuel Fernández Palomino hizo un llamamiento a la incorporación de la mujer al mundo oleícola y alabó a las cooperativas y almazaras de la comarca por su avance en los últimos años. Catalina Madueño, recalcó el salto en calidad y profesionalidad que ha dado el sector en los últimos años. Recordó su etapa en Sierra Mágina, cuando se creó el consejo regulador

Por último, una carpa instalada en las amplias instalaciones de “San Isidro” acogió una comida basada en viandas muy relacionadas con el mejor virgen extra. Allí, cientos de personas se resguardaron de la lluvia e intercambiaron impresiones. No faltó ni siquiera el acompañamiento de una actuación en directo.

apoyo. La fiesta fue organizada por la Denominación de Origen Sierra Mágina, el Ayuntamiento de Huelma-Solera y las entidades inscritas del municipio huelmense, las cooperativas San Isidro Labrador y San Juan Bautista y la sociedad La Concepción, contó con la colaboración de la Asociación para el Desarrollo Rural Sierra Mágina, la Caja Rural de Jaén, la Diputación, la Consejería de Agricultura de la Junta y Bankia.