Actualizado
miércoles, 22 mayo 2019
04:04
h
URGENTE

Castellar rompe moldes para que una familia se reagrupe

El pueblo consigue en un mes casi 3.000 euros para ayudar a los Luján González
  • CALOR HUMANO. Jugadores de ambos equipos, con los abuelos, detrás de un pancarta que pide el regreso de los tres niños a Castellar.
    CALOR HUMANO. Jugadores de ambos equipos, con los abuelos, detrás de un pancarta que pide el regreso de los tres niños a Castellar.

Las gentes de Castellar han conseguido, en un mes, acercarse a la cifra de 3.000 euros en la que, en principio, se estiman los gastos jurídicos para que dos abuelos, Emilio Luján y María José González, defiendan ante la Junta de Andalucía la necesidad de que sus nietos vuelvan a vivir con ellos. Las últimas actividades de envergadura fueron una gala musical y un partido entre el CD Castellar Ibero y el Villacarrillo CF, de Tercera División. El estadio registró una gran entrada para tan singular ocasión. Sobre el césped se desplegó una pancarta y detrás se colocaron jugadores, los abuelos y autoridades, encabezadas por el alcalde castellariego, Gabriel González.

En paralelo, se han distribuido huchas para recoger donativos en establecimientos locales y de otros municipios. Sur”. En las próximas semanas se esperan otras actividades para recaudar fondos, entre ellas una gala promovida por el colectivo femenino Camino Real, muy implicado como el club de fútbol.

TESTIMONIO. Emilio Luján agradece el respaldo general. El abuelo asegura que ha perdido quince kilos por el “calvario” de separarse de sus nietos. El pasado 1 de febrero, los niños —Abraham de ocho años, Luis Miguel de cinco y con problemas de autismo y María José de dos— les fueron retirado por la Junta de Andalucía, después de que se declarara, según el caso, el desamparo y la no idoneidad como tutores.

Luján cree que el hecho de que los pequeños residan en una centro —los varones— y con una familia de acogida —la benjamina— es una “injusticia”. El hombre, que, a diferencia de su esposa, no es abuelo biológico de los tres, indica que la estrategia actual es solicitar que se les devuelvan mientras se resuelven los distintos recursos presentados. El vecino de Castellar no está satisfecho con el aspecto con el que vio a los niños y opina que lo mejor es que se reúnan con él y su mujer. “Estamos intranquilos y pasándolo mal porque, al final, los principales perjudicados son ellos”, manifiesta en referencia a los menores. Entre las medidas de presión emprendidas pro parte de la familia Luján González se encuentran dos recogidas de firmas, una en papel, que según el abuelo ya supera los 3.000 apoyos y otra en Change.org, con 1.625 al cierre de esta edición.