Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
20:40
h
URGENTE

Brillo con aires medievales

Miles de personas colaboran para dar máximo realce a las Fiestas Calatravas

Alcaudete, a la vera de un esbelto castillo fue frontera, durante la Edad Media, entre los reinos castellano y nazarí. Fueron los intrépidos caballeros calatravos quienes tenían la encomienda de defender este territorio. Por ello, el municipio se vuelca, desde hace años, en las Fiestas Calatravas, una multitudinaria convocatoria que evoca aquella época.

La propuesta, que aúna cultura, ocio y gastronomía termina hoy. La jornada sabatina se caracterizó por una participación masiva. Un vistoso pasacalles abrió la jornada centra de la decimotercera edición. Dentro del desfile participaron, entre otros, el alcalde, Valeriano Martín; la delegada de Empleo, María Paz del Moro, o el diputado provincial de Cultura, Juan Ángel Pérez. Durante toda la noche se sucedieron múltiples actividades. Entre ella, una exhibición de combate cuerpo a cuerpo de los soldados del Comendador, una cena tematizada, vuelos controlados de aves cetreras, espectáculos circenses, pasacalles de zancudos y músicos, la recreación de asalto a la villa, visitas guiadas a la fortificación calatrva, pase itinerante de zancudos y músicos, talleres infantiles, cuentacuentos, duelos entre caballeros. El espacio comprendido entre la Plaza del 28 de Febrero, en las inmediaciones del Ayuntamiento, y el castillo se convierten en un marco único para la celebración. En la parte alta, a los pies de la torre del homenaje y la iglesia de Santa María se localizaban los puestos de comida y de venta de diferentes artículos, así como atracciones infantiles. El grueso de variadas citas programadas para la jornada de clausura arranca a las ocho y media de la tarde.