Actualizado
sábado, 03 diciembre 2016
19:22
h
URGENTE

Bienes municipales para librar a los vecinos de las hipotecas

La Junta negocia soluciones con el Ayuntamiento de Pozo Alcón
Ver comentarios
|
30/11/2016
  • Administración local. Sede del Ayuntamiento de Pozo Alcón.
    Administración local. Sede del Ayuntamiento de Pozo Alcón.

La Delegación de Fomento y Vivienda de la Junta en Jaén trata de buscar soluciones a la situación de los propietarios de las casas conocidas como “50 viviendas” en Pozo Alcón. Los dueños de estos inmuebles de promoción pública acudieron a los tribunales después, aseguran, de agotar la vía del diálogo al verse inmersos en una situación kafkiana, ya que recae sobre ellos una deuda que supera los 1,3 millones de euros contraída por el Ayuntamiento con la Junta, lo que implica que sus hogares, pagados religiosamente en una cuenta de la Administración local, sean considerados como garantía de cobro por parte del Gobierno andaluz. Rafael Valdivielso, el titular de Fomento y Vivienda en Jaén, deja claro que, actualmente, la solución que se plantea es que se utilicen como aval bienes de titularidad municipal. De esta forma, quedarían libres de obligaciones el medio centenar de viviendas.

Para verificar que esta posibilidad es viable, la Comisión Provincial de Valoraciones analiza el valor de algunas propiedades del Ayuntamiento poceño. Si, una vez completada la tasación, el valor es suficiente para cubrir la deuda de 1,3 millones, según el delegado de Fomento y Vivienda, cabría la posibilidad de estudiar un plan de pago con la Administración local para que hiciera frente a estas obligaciones. El político hace hincapié en la voluntad del actual alcalde, Iván Cruz, en terminar con esta situación, que afecta a medio centenar de conciudadanos, y sostiene que ya son varias las reuniones mantenidas al respecto desde que accedió al cargo, a mediados del pasado año. También deja claro que, aunque respeta la decisión de los vecinos afectados de acudir a los tribunales, la voluntad de la Junta es librarles de esta carga lo antes posible. Valdivielso también recuerda que ni él en su puesto ni el regidor tienen nada que ver con el origen de este problema. El representante del Ejecutivo regional también apunta que, en 2012, durante la etapa en la que la actual delegada de Turismo, Pilar Salazar, fue alcaldesa de Pozo Alcón, también hubo intentos de liquidar la deuda, no así por parte del Gobierno municipal que la sucedió y que precedió al actual alcalde, el socialista Iván Cruz. Precisamente, a propuesta del grupo socialista en el pleno de Pozo Alcón, y con el voto a favor del PP, el Ayuntamiento decidió allanarse al conocer la denuncia interpuesta por los vecinos, es decir, queda conforme con la decisión de los propietarios de recurrir a la Justicia para terminar con este asunto y ni siquiera tratará de litigar. El caso está en manos ya en el Juzgado número 3 de Jaén, al haber sido admitida a trámite la reclamación interpuesta.

Las casas en las que residen los propietarios denunciantes fueron construidas gracias a un crédito que, en 1982, solicitó el Ayuntamiento al ya desaparecido Instituto para la Promoción Pública de la Vivienda. Posteriormente, cuando estas competencias fueron transferidas a la Junta, se amplió la hipoteca, sin que los dueños tuvieran conocimiento, y, además, en 1999, comenzaron los impagos del préstamo que tenía que ser abonado ya a la Administración autonómica, al haberle sido transferida por parte del Estado.

Los vecinos, antes de acudir a los juzgados, trataron de alcanzar una solución y presentaron una reclamación previa, hace cuatro años, en la que reclamaron la nulidad de la hipoteca que pesa sobre sus viviendas.