Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
12:11
h
URGENTE

El alcalde traslada a Rajoy los problemas del municipio

Camacho subraya al presidente la preocupación por la alta tasa de paro
  • Reunión. Juan Ignacio Zoido, Bartolomé Morales, María Dolores de Cospedal, Alfonsa García, Juana Mañas, Mariano Rajoy, Luis Mariano Camacho, Juan Manuel Moreno, José Enrique Fernández de Moya y María Torres, en el encuentro mantenido el pasado sábado en Bailén.
    Reunión. Juan Ignacio Zoido, Bartolomé Morales, María Dolores de Cospedal, Alfonsa García, Juana Mañas, Mariano Rajoy, Luis Mariano Camacho, Juan Manuel Moreno, José Enrique Fernández de Moya y María Torres, en el encuentro mantenido el pasado sábado en Bailén.

Con motivo de la visita que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, realizó, el pasado sábado, a Baeza, en su regreso a Madrid recaló en Bailén junto con los ministros de Defensa y de Interior, María Dolores de Cospedal y Juan Ignacio Zoido, respectivamente; el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya y el de Seguridad, Jose Antonio Nieto, y el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno. La parada se realizó en el Hotel El Salvador, donde le esperaba la cúpula local del PP bailenense, encabezada por el alcalde y presidente de los populares, Luis Mariano Camacho.

Como explica el propio regidor, el objetivo del almuerzo entre el presidente y sus ministros, secretarios de Estado y el dirigente popular andaluz pretendía de poner encima de la mesa los problemas de este municipio azotado por la crisis económica. El presidente del PP de Bailén explicó que pudo mantener una conversación con Mariano Rajoy acerca de los problemas de Bailén, como la elevada tasa de desempleo, la problemática de las cerámicas y las carreteras, así como de posibles soluciones ante casos como el Centro de Transporte de Mercancías, el Hotel Bailén —antiguo Parador Nacional—, la cerámica artesanal o posibles ayudas al Ayuntamiento para hacer frente a la deuda. Asimismo, Camacho matizó que Rajoy mostró preocupación e interés por la situación local y los problemas que atraviesa el municipio bailenense, al tiempo que se comprometió a abordar estos asuntos con los correspondientes ministros y secretarios de Estado para intentar actuar en la medida de lo posible.

Como recuerdo de esta visita, que no era oficial ni un acto de agenda público, donde se generó una gran expectación en las inmediaciones del recinto, el presidente del Gobierno fue obsequiado con una lámina del cuadro de Casado del Alisal “La Rendición de Bailén”, y un lote de productos, como aceite, vino y cerámica de la ciudad.