Actualizado
domingo, 19 agosto 2018
12:57
h
URGENTE

Acuerdo para rebajar la tarifa del cementerio parroquial

La Asociación de Afectados cuantifica el descenso de los precios de los entierros en un 40 por ciento

La historia se remonta al año 2003, cuando se alzaron las primeras voces por los precios abusivos que cobraban en el cementerio parroquial. Catorce años después, muchos vecinos se echaron a la calle para mostrar su disconformidad. Protagonizaron una concentración masiva en las puertas del camposanto y recogieron miles de firmas. Finalmente, la presión ejercida por la Asociación de Afectados por el Cementerio Parroquial de Bailén y por el propio Ayuntamiento han conseguido un acuerdo para rebajar las tarifas.

María Teresa Márquez, la presidenta del colectivo, fue la encargada de dar las explicaciones ante las decenas de bailenenses que se dieron cita para escucharla. Al respecto, dijo que los precios de inhumaciones y exhumaciones caen alrededor de un 40 por ciento, una tarifa que será revisable anualmente y que se podrá negociar en virtud de la demanda. En este sentido, argumenta que los precios, aunque son todavía altos, propiciarán la posibilidad de que los bailenenses puedan reunir restos o enterrar a sus seres queridos en el cementerio parroquial sin tener que desembolsar grandes cantidades de dinero en unos momentos tan duros y difíciles.

Así, indican que del aproximadamente 40 por ciento de rebaja, el 30 por ciento es soportado por el Obispado, ya que deja de percibir el canon, mientras que el 10 por ciento restante será asumido por la empresa concesionaria Antonio y Daganzo S. L. A modo de ejemplo, Márquez explicaba, en 2017, un entierro podría costar unos 3.800 euros. Con la entrada en vigor de los nuevos precios, supondría un desembolso de 2.299, cantidad a la que habría que restar lo que el fallecido tuviera en póliza contratado, si la tiene.

El acuerdo que vincula a Antonio y Daganzo S. L. con el Obispado llegará hasta 2025. Sin embargo, se revisará anualmente en función del número de fallecidos, cifra que ha decaído en más de un 50% en los últimos años. Es por ello que, aseguran, vigilarán para que no se produzca ningún incumplimiento de contrato.