Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
10:25
h
URGENTE

“Luchamos por la defensa de nuestros derechos, además de contribuir a la inserción de la mujer en la sociedad”

PREMIO villarrodrigo

Según se considere, se podría decir que es el primero el último pueblo de Jaén. Con 458 habitantes, Villarrodrigo se encuentra al límite con la provincia de Albacete. Ahora eso sí, es un pueblo con alma femenina. Según el Padrón Municipal, 222 son féminas, un colectivo que se encuentra muy bien representado por la Asociación de Mujeres Virgen de Fátima, que cuenta con dos décadas de existencia y el orgullo de tener en su haber el ser motor dinamizador del municipio.

Y es que la mayoría de actividades que se celebran en Villarrodrigo giran en torno a la asociación de mujeres, que alberga más de un centenar de socias. Siempre han sido el alma y el fundamento del municipio y de sus vecinos. Desde el 19 de enero de 1995, fecha de su fundación, lleva las riendas de la asociación Vicenta de Gracia. La villarrodriguense relata que eran tiempos difíciles, en los que muy pocas mujeres se interesaban por el asociacionismo. Empezaron treinta socias, de las cuales alguna ha muerto y otras tantas siguen al pie del cañón. Son las que, junto con Vicenta de Gracia y su junta directiva, mueven el motor de un engranaje que, en muchas ocasiones, consigue movilizar a los 458 villarrodriguenses. “El recorrido ha sido largo y poco a poco hemos ido haciendo más actividades. Al principio teníamos poca idea, no sabíamos ni lo que era una asociación”, confiesa la presidenta. Y es que, con el tiempo, han sido conscientes de la importancia que tiene su presencia en la historia del municipio. “Hemos luchado, y lo seguimos haciendo, por la defensa de nuestros derechos, además de contribuir a la inserción de la mujer en la sociedad”, reconoce. Especialmente satisfecha se siente de que en la asociación participen, incluso, mujeres de la aldea de Onsares, de apenas sesenta habitantes, diez de ellas socias.

En cuanto a las actividades, muchas destacan durante estos veinte años de historias. Fueron las propulsoras de que, por primera vez, se celebrara el Día de la Mujer. Colaboran con el Ayuntamiento en todos los actos y en las jornadas gastronómicas en las que salvaguardan las recetas típicas del pueblo, como son los galianos —un guiso de carne de conejo—, o en las de teatro que participa todo el municipio. Hace seis años organizaron un homenaje a las mujeres mayores, de los actos más emotivos. Vicenta de Gracia y sus compañeras conmemoraron, recientemente, su veintiún años de existencia. “Siempre estamos ahí, nuestro objetivo principal es que la mujer de Villarrodrigo sea visible, que sea activa”, afirma Vicenta de Gracia, que también recibió un reconocimiento por parte de la asociación por ser la “líder” del colectivo desde su creación. “Yo soy la presidenta, pero nuestra labor es un trabajo en equipo, sin la implicación y el apoyo de todas las que forman parte del colectivo, sería imposible realizar todo lo que hacemos”, concluye.