Actualizado
viernes, 19 abril 2019
05:45
h
URGENTE

“Seguimos mejorando nuestros objetivos de calidad y respeto medioambiental y, por supuesto, estar al día con las tecnologías”

PREMIO Unicaja
Ver comentarios
|
08/04/2019

No hay mejor regalo de cumpleaños que el reconocimiento a todo el esfuerzo y el trabajo dedicado durante 50 años a la producción de un aceite de oliva de gran calidad. Este es el caso de la Cooperativa Virgen de la Alharilla, de Porcuna, que cumple el 24 de abril sus bodas de oro y que, este año, recibe uno de los Premios Reino de Jaén “Sierra Morena”. Según expresa su presidente, Eugenio Casado, la noticia de este reconocimiento supuso una gran ilusión tanto para él como para algunos de sus socios (no todos conocen aún que la cooperativa es una de las galardonadas en esta edición de los premios). De hecho, remarca que no pudo llegar en mejor momento, pues la cercanía de su aniversario lo hace aún más especial. Fue en 1969 cuando 146 socios fundaron esta empresa y en estos 50 años ha crecido tanto que hoy día triplica el número de asociados (467). Como es natural, el objetivo principal con el que se fundó la Cooperativa Virgen de la Alharilla fue la intención de mejorar la renta económica de sus asociados. Sin embargo, las cosas han cambiado mucho en este medio siglo. Eugenio Casado asegura que ahora sus grandes metas con la mejora de la calidad del aceite que producen y, por supuesto, trabajar buscando siempre el mayor respeto al medio ambiente para alcanzar un enriquecimiento del entorno. Ahora, la cooperativa se enfrenta a un nuevo proceso de transformación. Casado adelanta que este año quieren realizar una reforma de la maquinaria de la almazara y los patios con el fin de conseguir mejorar la eficiencia energética. Un valor añadido a su ya interés por proteger el medio ambiente y que también beneficiaría a la calidad del aceite de oliva que producen. “Con esto, seguimos mejorando los dos objetivos principales que nos marcamos desde la cooperativa y, por supuesto, el estar al día en tecnología, que es la base fundamental para mejorar los aceites de oliva”, comenta Casado, quien añade que continúan desarrollando sus productos y que, así, contribuyen “poco a poco a la evolución de la empresa, lo que se traduce en una satisfacción personal e industrial”. Asimismo, resalta el futuro de la cooperativa, pues actualmente apuestan por la introducción del aceite de oliva en zonas donde “no se conoce o, por lo menos, se conoce menos”. Esto lo hacen a través de la Comisión de Agricultura del Ayuntamiento de Porcuna desde hace unos 4 años y, gracias a esto, llevaron sus aceites a lugares como Galicia, Asturias, Cantabria... “Cabe decir que tenemos un gran éxito cuando llevamos nuestros mejores aceites, porque gustan mucho”, dice.